La sala del Teatro Sarmiento se convierte en una playa fuera de temporada. La música, la iluminación y los pocos objetos presentes en el lugar nos trasladan a épocas donde el turista argentino llegaba a las costas uruguayas y la invadía con sus costumbres.
El Estadio de arena era la cancha improvisada en la que solían pasar sus vacaciones los hermanos Marcos (Santiago Gobernori) y Federico (Pablo Seijo) y que ahora se convierte en el lugar elegido para esparcir los restos de su padre, El Gitano. Distanciados en el pasado por el amor de una mujer, el encuentro lleva a Marcos y Fede a enfrentarse con viejas rivalidades.
Las anécdotas y los buenos momentos vividos en el emblemático Estadio de arena se mezclan con los recuerdos de sus padres. Y entonces la sensación de tristeza los lleva al presente, a esa situación que los volvió a reunir, a esa acción que no terminan de realizar y que se ve postergada cada vez que quieren concretarla: despedirse de su papá.
La dinámica y la naturalidad del relato hacen que cada una de las situaciones pase del humor, cuando sus identidades pasan a ser “el facha” y “cachete”, al drama cuando el presente les recuerda por qué están allí.
Una muy buena propuesta, con actuaciones logradas y un relato que traslada al espectador a ser parte de ese estadio imaginario.

Ficha técnica

Actores: Santiago Gobernori, Marina Glezer y Pablo Seijo.
Libro y dirección: Patricio Abadi.
Música: Federico Marrale.
Escenografía: Ariel Vaccaro.
Iluminación: Ricardo Sica.
Teatro Sarmiento (Avenida Sarmiento 2715, CABA).
Horarios: jueves viernes y sábados 21 horas y domingos 20 horas.