Solidoodle acaba de anunciar su nueva impresora 3D para el hogar, producto que cuenta con un diseño único y mucho estilo en sus terminaciones para incorporar esta herramienta como uno más de los electrodomésticos que todos pueden tener en su casa. Y reitero que todos pueden permitirse adquirirla porque en septiembre, mes en el que saldrá a la venta Solidoodle 5 (que además tiene calibrado automático), la misma tendrá un valor de 600 dólares. Y eso no es todo, porque si tenés decidido comprarte una impresora 3D y querés hacer tu reserva ya mismo, te va a costar nada más que 350 dólares.
Finalmente, vale destacar que los insumos tienen un costo de 43 dólares y, por supuesto, hay varios colores para elegir. Más rápido de lo que creías, la revolución de las impresiones en tres dimensiones llegará a cada una de las casas.