Tras más de 36 años de buscarlo, Estela de Carlotto, la presidente de Abuelas de Plaza de Mayo, recuperó a su nieto Guido. El hijo de Laura Carlotto había nacido el 26 de junio de 1978 en el centro clandestino de detención La Cacha donde su madre, posteriormente asesinada, estaba detenida.

El secretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Kibo Carlotto, hijo de la titular de Abuelas de Plaza de Mayo y tío de Guido, informó el hallazgo y señaló que los estudios de ADN dieron un 99,9% de certeza de que el joven es nieto de Estela.

El funcionario dijo que «él se acercó voluntariamente con la idea de que podía ser el nieto de Estela. El chico se presentó voluntariamente porque tenía dudas sobre su identidad. Debe tomar decisiones y le dimos todo el tiempo del mundo para que haga lo que desea», añadió. «Estamos muy felices por la noticia. Por cuestiones legales lo único que puedo contar es que se trata de un músico y que se realizó el estudio de ADN voluntariamente», detalló Kibo.

Vale mencionar que la jueza María Servini de Cubría fue la que ordenó que se realizara el análisis de ADN del joven que se presentó espontáneamente porque tenía dudas sobre sus orígenes. Respecto de si se dará a conocer la identidad del joven, Carlotto manifestó que «respetaremos lo que desea hacer. Si se hará conferencia de prensa o no depende de la decisión que él tome».

La hija de Estela Carlotto, Laura, fue secuestrada en noviembre de 1977 y fue alojada ilegalmente en el centro La Cacha, en la ciudad de La Plata, hasta el parto que se realizó en el Hospital Militar de Buenos Aires. Con la noticia de Guido, el número de nietos recuperados de la última dictadura cívico-militar llega a 114.