«Camila saldrá esta noche» (2021) de Inés María Barrionuevo con Nina Dziembrovsky, Adriana Ferrer, Carolina Rojas y Federico Sack se encuentra en la Competencia Latinoamericana de la 36° edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

Una joven de 17 años se ve obligada a dejar la ciudad de La Plata junto a su madre y a su pequeña hermana. Las tres deben reacomodar sus vidas en Buenos Aires por una enfermedad casi letal que cayó sobre la abuela.

Si bien parece una historia matriarcal por la ausencia de hombres en la familia, es casi unidireccional sobre las peripecias de Camila. Su madre la inscribe en un colegio religioso siendo militante feminista, quien no esconde nada de este perfil. Es arbitraria esa decisión narrativa porque la madre es -al menos en las pocas escenas que aparece- una “progre” de manual, es decir, defiende las mismas ideas que su primogénita. En el primer encuentro con este mundo nuevo, el director de la escuela le pide a Camila que desate el pañuelo verde (con el que se identifica la lucha por el derecho al aborto, legal, seguro y gratuito) porque “en esta escuela no apoyamos ninguna ideología política”. No tardarán muchos sus compañeras y compañeros en advertir qué tipo de chica es. La estructura de “sapo de otro pozo” es la que mejor describe al discurrir de Camila por este último año de secundaria, su días en la escuela los pasará entre pibes bien estereotipados como rugbiers y pibas solo preocupadas por el tipo de lápiz labial que usan. Aunque se hará amiga de dos “rares” del curso.

Inés María Barrionuevo, su directora, no parece temerle al resaltador, muchos diálogos sobre discusiones acerca del aborto, de la
última dictadura cívico militar o el rol de la Iglesia en la historia están tallados a base de plantillas.

La película se inscribe en la columna de aquellas que subrayan los ejes temáticos en vez de presentarlos en un lenguaje cinematográfico, e importa más la declamación que la construcción. Raro en una directora como Barrionuevo, que ya había presentado un film sobre temáticas de despertar sexual, vínculos entre chicas y un devenir adolescente que abrazaba más la sutileza que el trazo grueso. Esa película era “Atlántida” (2014), una obra que estrenada hoy podría encolumnarse mucho mejor dentro de ese corpus selecto que pertenece a un fenómeno actual de cine dirigido y protagonizado por mujeres acerca de temáticas femeninas. “Camila saldrá esta noche” es más una esquirla de ese mal llamado “Promising Young Woman” que un acompañamiento de otras producciones más inteligentes y, a la vez menos, ruidosas sobre grandes temas. Incluso, algunas de esas películas se presentan en la edición actual del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata como, por ejemplo “Matar a la bestia”, ambas producciones tienen a la directora de fotografía Constanza Sandoval. Otro buen augurio para el futuro: la participación de mujeres en roles siempre vedados y ocupados tan solo por hombres.

Deja una respuesta