River Plate derrotó por 2-1 a Rosario Central y sumó su primer triunfo en la Copa de la Liga Profesional. En el encuentro disputado en Avellaneda, el equipo de Marcelo Gallardo edificó su victoria gracias a la contundencia de cara al arco rival.

Rosario Central, apoyado en la calidad de Emiliano Vecchio, manejó los tiempos durante gran parte del primer tiempo y no pasó sobresaltos en su propio arco. Pero River, cuando se propone hacer un gol, normalmente lo consigue: Milton Casco se proyectó y habilitó a Nicolás De La Cruz, quien definió muy bien ante Josué Ayala. 1 a 0 en el primer avance serio de los de Núñez.

El complemento se inició de manera muy similar a la primera mitad. River mejoró con el ingreso de Jorge Carrascal y la paridad se terminó de romper con la expulsión de Joaquín Laso. Allí, el «Millonario» encontró espacios y Lucas Pratto anotó el 2-0, tras un blooper de Jonathan Botinelli. Sobre el final del partido, Vecchio cambió penal por gol y selló el resultado final.

Continuidad y cambio

Banfield fue el equipo que dio la gran sorpresa en la primera jornada al superar, nada más ni nada menos, que a River por 3 a 1 con un muy buen trabajo colectivo. En esta oportunidad, demostró que el partido pasado no fue casualidad y derrotó a Godoy Cruz por 1 a 0.

Mauricio Cuero fue el autor del tanto del «Taladro» mediante un tiro libre, que contó con cierta complicidad de Nelson Ibáñez, arquero del equipo mendocino. La contracara fue el «1» de Banfield, Mauricio Arboleda que, con sus buenas intervenciones, mantuvo su arco en cero, posibilitó que Banfield sume su segunda victoria en misma cantidad de partidos disputados y sea el puntero de la zona 3.

En el Bajo Flores, San Lorenzo de Almagro cambió la pálida imagen de la fecha pasada y superó bien a Estudiantes de La Plata por 2 a 0, con tantos de Mariano Peralta Bauer (con una muy buena definición) y Ángel Romero de tiro libre. Con este triunfo, el equipo que dirige Mariano Soso alcanzó los 4 puntos y es puntero de la zona 5.