El grupo familiar siempre fue un excelente disparador para realizar una serie de televisión. Si nos ponemos a enumerar aquellos núcleos que trascendieron a lo largo del tiempo y lograron identificación y proyección (ya sea a través del humor, el drama o las desventuras) por parte de los públicos, la lista se puede volver interminable y, ante la sola mención de alguna de ellas, dispararía nuevos personajes y grupos.
alfActualmente, los Simpson son el referente de la familia a nivel mundial aunque, antes de la aparición de esta familia de Springfield, la tele tuvo éxitos de la mano de personajes como Willie Tanner, Bill Cosby, Al Bundy y Charles Ingalls, por mencionar unos ejemplos, de las series “Alf”, “The Cosby Show”, “Married… with children” (interpretada en Argentina por Guillermo Francella y Florencia Peña en el enlatado “Casados con hijos”) y “Little house on the prairie” (conocida por todos como “La Familia Ingalls”), respectivamente. Asimismo, no podemos dejar afuera a Gary Coleman en la inolvidable “Diff’rent strokes” (“Blanco y negro”).
Como se puede apreciar, al mencionar algunas series donde las historias giran en torno al núcleo familiar, vienen a la consciencia innumerable cantidad de personajes (y por qué no gags) para llenar de contenido cualquier encuentro y desbordar de comentarios que dan por tierra cualquier intención de querer “hacerse el pendex”, como solía decir Carlos Calvo en “Amigos son los amigos”, una de las series más exitosas de la televisión argentina pero que no llegó a tener el suceso ni la atención de Arturo Puig y sus “chancles” en “Grande, pa”, el programa con más rating en la historia televisiva local (llegó a medir hasta la increíble cantidad de 62 puntos).
radioteatro-los-perez-garciaPero mucho antes de todas estas emisiones existió una familia en el mundo de la radiodifusión que fue el referente para todo el país, y estos eran los Pérez García.
Esta familia surgió en 1942, en la época dorada del radioteatro, donde por aquel entonces una tal Eva Duarte se escuchaba con atención por la radio (dispositivos que aún no conocían de “combinados”), aunque se hallaba muy lejos de sus discursos políticos o acciones sociales junto a Juan Domingo Perón.
Los Pérez García
LR1 Radio El Mundo fue creada el 29 de noviembre de 1935. Las cremas Dagelle auspiciaron un programa que contaba en primera persona las problemáticas y situaciones habituales por las que pasaba una típica familia de clase media, y así surgieron “Los Pérez García”. Luego, el programa contó con el sponsor de Sydney Ross que, por ese entonces, producía Mejoral, leche de magnesia Philips y píldoras Ross.
los perez garciaLas emisiones (que duraban 15 minutos diarios) siempre comenzaban con el sonido de un ring telefónico al que una voz respondía: «Sí, usted está hablando con la casa de los Pérez García». A partir de ese instante, el padre, la madre y los dos hijos comenzaban sus historias, que eran seguidas muy de cerca por todos los oyentes. Y si digo muy de cerca, es porque los aparatos eran muy grandes y todos debían juntarse alrededor de este para escuchar con atención.
“Los Pérez García” tuvieron un periodo de vigencia increíble hasta el día de hoy: 25 años al aire. Comenzaron al aire durante el mediodía con libretos de Oscar Massa, aunque luego pasó a emitirse a las 20:15 horas.
La frase
«Tiene más problemas que los Pérez García» es una de las más conocidas en nuestro país. Y precisamente, la familia que atravesaba diversas aventuras e historias estaba integrada por don Pedro (en la voz de Martín Zabalúa), doña Clara (Sara Prósperi) y sus hijos Raúl (Jorge Norton) y Luisa (iniciado por Perla Black pero que luego interpretaron Celia Juárez y Pepita Férez). Luego de pasado un tiempo, Raúl contrajo matrimonio con la mucama, llamada Mabel, y tuvieron dos hijos: Clarita y Pedrito. A su vez, Luisa se casó con Tito y fueron padres de Cachito.
Vale recordar que el actor Martín Zabalúa falleció en 1955 y la serie continuó con una protagonista viuda, Clara, que se apoyaba en Juan, el hermano de Pedro.
Como pudimos ver, estas historias acompañaron la historia misma de la televisión y la radio y, además, nos sirven para ver y comprender, muchas veces con tono de humor (porque resulta una de las mejores fórmulas para realizar críticas) cómo cambió la estructura de la familia a partir del Siglo XX. Si hasta no hace mucho tiempo atrás el domingo era un día impostergable para comer todos juntos y en familia, con la compañía de los entrañables Benvenutto.


Deja una respuesta