Estados Unidos redobla la apuesta en la guerra comercial con China y decidió prohibir la compra de productos y adquisición de servicios manufacturados por Huawei y otras empresas del país asiático en todas las agencias del gobierno federal.

«La administración tiene un fuerte compromiso en defender a nuestra nación de adversarios extranjeros y cumplirá por completo el mandato del Congreso en torno al despliegue de la prohibición de equipos de telecomunicaciones y vigilancia electrónica, lo cual incluye a los fabricados por Huawei», alertó el vocero de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca, Jacob Wood, quien también comentó que la decisión entrará en vigencia desde el martes 13 de agosto.

De esta manera, el conflicto entre Estados Unidos y China se profundiza.

Recordemos que el presidente norteamericano Donald Trump afirmó que la compañía de telecomunicaciones asiática colabora con el gobierno chino en materia de espionaje mediante sus dispositivos móviles y programas de software. Previamente, el mandatario había subido a más del doble los aranceles de los productos provenientes de China, que pasaron del 10 al 25%.

Además, la disposición aprobada en el Congreso incluye a empresas como Hikvision (la principal proveedora de servicios de seguridad y video vigilancia en todo el mundo), Hytera (con más de 25 años, se dedican a la manufactura de equipos de radio transmisión) y ZTE (multinacional de telecomunicaciones con sede en Shenzhen).

Asimismo, vale mencionar que el pasado lunes 5 de agosto el Banco Popular de China devaluó la moneda en respuesta a las acusaciones y persecución por parte de Norteamérica, lo que provocó una caída de las bolsas de valores a nivel mundial.

«La ley de la NDAA y la implementación de sus provisiones no harán nada para asegurar la protección de las redes de telecomunicación y sistemas de Estados Unidos, y prefieren implementar una barrera comercial basada en el país de origen, invocando acciones punitivas sin ninguna evidencia de que se están haciendo cosas ilegales», manifestó Chase Skinner, vocero de Huawei.