San Isidro Club (SIC) derrotó 25-23 al Club Atlético de San Isidro (CASI) y se quedó con el clásico. Con mucha inteligencia, los «Zanjeros» revirtieron un partido que se les presentó adverso y terminaron festejando en «La Catedral».

Los clásicos son partidos que difícilmente tengan una explicación lógica a la hora de analizar el desarrollo del partido. La envergadura de estos hace que cada encuentro se configure como una nueva historia que nada tiene que ver con el capítulo anterior. Y este choque recreó perfectamente esta particular característica.

El dueño de casa hizo todo bien en los primeros 40 minutos: disciplina, fortaleza en los puntos de contactos, una ofensiva certera y superar a su rival en todos los aspectos de su juego. Apoyado en su pack de forwards, el Atlético de San Isidro empujó e incomodó al SIC sobre su campo, que en reiteradas oportunidades cayó en infracciones y errores.

Alejo Montes de Oca, con un penal, rompió el cero en el tanteador a los seis minutos de juego. Cuando el desarrollo del match se centró en la mitad de cancha, CASI atacó por la banda izquierda y no perdonó: Jerónimo Tumbarello rompió la marca rival, habilitó a Jerónimo Solveyra, quien asistió a Alejo Lavayen, que pasó como una flecha y apoyó el primer try del partido.

Los «Zanjeros» se vieron desbordados por la actuación de su rival y prácticamente no les salió nada de lo que intentaron proponer, algunas veces por deficiencias propias y otras por la muy buena tarea de los locales. Joaquín Lamas acertó un penal y dejó transitoriamente el score en 10-3.

A pesar de ponerse en partido, el CASI siguió con su repertorio y de la mano de Luis Briatore (de gran partido) logró apoyar el segundo try del partido. El capitán de «La Academia» ingresó al ingoal a pura potencia, que hizo estéril el intento de sus marcadores por detenerlo. Montes de Oca completó la jugada de siete puntos y estableció el 17-3, cifra con la que terminó el primer tiempo.

La etapa complementaria se inició con una nueva conquista del local, por intermedio de la patada de Montes de Oca. El 10 canjeó penal por tres puntos y estiró la diferencia a 20-3. Pero SIC sintió el golpe y comenzó a mejorar el rendimiento desplegado durante los 40 minutos. Cuando se despertó fue letal.

Lamas descontó con un penal y, de a poco, se convirtió en la referencia ofensiva de su equipo. A los 14 minutos de juego, Carlos «Tati» Pirán se deshizo de la marca local con mucho talento y visitó el ingoal. Lamas acertó la conversión y el «Zanjero» se puso en partido: 20-13.

A los 120 segundos, Tomás Meyrelles coronó un maul demoledor y puso el 20-18. La conversión del 10 no fue correcta, pero poco le importó al SIC. Con una ráfaga de 10 minutos (y una notable mejora en su rendimiento ), la visita se acercó en el score.

El CASI no pudo hacer pie frente a la mejora rival y, aunque estiró la ventaja a 23-18 con otro penal de Montes de Oca, la «Academia» pareció perder el protagonismo en las acciones del juego como lo hizo en el primer tiempo.

A los 26 minutos, Francisco González Capdevilla protagonizó la jugada que definió el «derby». El joven fullback tomó la ovalada tras un pase imperfecto de Pirán (quien rompió la marca de dos rivales), corrió al ingoal, apoyó bajo la «H» y desató el festejo de la parcialidad visitante. Lamas no tuvo inconvenientes para sumar la conversión y dejar a su equipo por primera vez al frente del score: 25-23.

El SIC no resignó estar en ganador. Defendió con mucha disciplina y se hizo fuerte en la batalla de los forwards con un scrum que revirtió lo de la etapa anterior.

Como en todo clásico, también hubo un momento para la angustia. El CASI se encontró con un penal a falta de pocos minutos para el final que, en caso de convertir, se hubiera hecho dueño del tanteador otra vez. La patada de Montes de Oca salió desviada por muy poco y SIC tomó aire. Los minutos pasaron al ritmo de los forwards del equipo de Bolougne. Juan Soares Gache puso en órbita a la ovalada, Tomás Bertazza hizo sonar su silbato y el pueblo «tricolor» festejó.

Una victoria enorme para SIC, que hizo borrón y cuenta nueva de los primeros 40 minutos. Ese cambio fue el que le permitió festejar en el partido que todos quieren ganar.

Formaciones e incidencias

CASI: Martín Brousson, Facundo Scaiano, Ignacio Nieto Sánchez; Salvador Ochoa, Ignacio Larrague; Eugenio Sartori, Joaquín Saenz de Miera, Luis Briatore (capitán); Alejo Lavayen, Alejo Montes de Oca; Nicolás Cotella, Santiago Viaña, Felipe Probaos, Jerónimo Tumbarelo; Jerónimo Solveyra.

Ingresaron: Hugo García, Agustín Posleman.

SIC: Ricardo Machiavello, Ignacio Bottazini, Gonzalo Hughes; Federico Haedo, Lucas Sommer; Marcos Borghi, Alejandro Daireaux, Tomás Meyrelles; Juan Soares Gache (capitán), Joaquín Lamas; Franco Moneta, Santos Rubio, Carlos Pirán, Francisco González Capdevilla.

Ingresaron: Lucas Rocha, Tomás Comisatti.

Conquistas: 6′ penal de Alejo Montes de Oca (CASI), 15′ gol de Alejo Montes de Oca por try de Alejo Lavayén (CASI), 25′ penal de Joaquín Lamas (SIC), 32′ gol de Alejo Montes de Oca por try de Luis Briatore (CASI), 45′ penal de Alejo Montes de Oca (CASI), 48′ penal de Joaquín Lamas (SIC), 54′ gol de Joaquín Lamas por try de Carlos Pirán (SIC), 57′ try de Tomás Meyrelles (SIC), 60′ penal de Alejo Montes de Oca (CASI), 66′ gol de Joaquín Lamas por try de Francisco González Capdevilla (SIC).

Árbitro: Tomás Bertazza. Cancha: Club Atlético de San Isidro.

La voz de los protagonistas

Francisco Gómez Capdevilla fue el autor del try que definió el partido para el San Isidro Club. El fullback dialogó con puntocero al final del partido y expresó sus sensaciones: «Fue un partido muy duro, donde el viento y el sol fueron factores importantes en el juego. En el segundo tiempo corregimos todas las cosas que hicimos mal en el primero». Además, describió a la jugada decisiva que lo tuvo como protagonista: «Me quedó la pelota picando, vi que tenía espacios, corrí y llegué con lo justo».

Por su parte, Justo Piccardo fue otro de los jugadores de SIC que tuvo la amabilidad de hablar con puntocero. «Fue un resultado tremendo y más de la manera que lo hicimos. Regalamos un tiempo, pero sabíamos que el partido estaba y había que seguir creyendo. En el complemento cambiamos la cabeza y salimos a jugar como realmente sabemos».

Piccardo vestirá la camiseta de Los Pumitas que viajará a Australia para disputar el torneo Oceania Rugby Cup entre el 1° y el 15 de julio junto con el local, Fiji y Nueva Zelanda. El habitual wing afirmó: «Estoy muy contento, se viene una buena gira y es un tremendo desafío tener a esos seleccionados enfrente».

El resto de la fecha

Hindú venció a domicilio a Newman por 38-19 y se convirtió en el nuevo puntero del Top 13.

Alumni se recuperó de la caída frente al SIC, derrotó 31-20 a Buenos Aires y se mantiene en la tercera ubicación.

En Villa de Mayo, CUBA fue más que Los Tilos al que venció por 32-17.

Atlético del Rosario pisó fuerte en La Plata. Los de Plaza Jewell doblegaron a San Luis por 36-26.

Finalmente, Pucará derrotó 36-23 en Burzaco a Regatas, que ocupa el anteúltimo lugar.

Posiciones

Hindú (39 puntos), Newman (37), Alumni (35), CUBA (35), SIC (34), CASI (23), Atlético del Rosario (23), Belgrano Athletic (18), Pucará (15), Los Tilos (12), San Luis (12), Regatas (11), Buenos Aires (7).

Un comentario de “La lección del Tricolor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.