Olympique Lyonnais y Wolfsburgo vencieron a PSG y Barcelona por la mínima diferencia y disputarán la final de la UEFA Champions League Femenina el domingo 30 de agosto a las 15 horas en Anoeta, San Sebastián.

El encuentro entre Lyon y París Saint-Germain estuvo en duda debido a que en las horas previas se dio un caso positivo de coronavirus en el plantel de PSG. A la persona se la aisló el 25 de agosto pero, a pesar de que podría haber tenido contacto con alguna de las jugadoras en el medio de la ventana de contagio, la UEFA decidió que el partido, de todas maneras, se dispute en San Mamés.

Fue un enfrentamiento de igual a igual, como había sucedido en la final de la Copa de Francia, que Lyon ganó por penales hace cuatro semanas. Como todo clásico, fue extremadamente intenso e, incluso, tuvo dos expulsiones en el segundo tiempo, ambas por doble amarilla, una en cada lado: Grace Geyoro de PSG y Nikita Parris de Lyon (por protestar y por una falta innecesaria a Tiane Endler).

El gol llegó por parte de la defensora Wendie Renard, con un cabezazo luego de un centro de Amel Majri. Irene Paredes, capitana española del PSG, luego admitió que ella había perdido la marca de Renard pero, además, criticó el arbitraje de Anastasia Pustovoitova, al expresar que “no estuvo al nivel” y que si hubiese arbitrado igual para todas, el resultado hubiese sido diferente. Y se preguntó por qué no hay uso de la tecnología: “No entiendo por qué no hay VAR en la Champions femenina. Es parte de la discriminación. Esto tiene que ser igualdad. Si estamos los ocho mejores equipos de Europa, necesitamos las mejores árbitras de Europa y el VAR”.

La ausencia del VAR también tuvo su consecuencia en el otro partido de semifinales entre Wolfsburgo y Barcelona. El director técnico de las catalanas, Lluís Cortes, también cuestionó la decisión de UEFA de que no haya VAR, diciendo que no entendía que «por ahorrarse un dinero no lo hayan utilizado». Y consideró, que si hubiese VAR, el resultado hubiese sido diferente. Quizás el momento donde más pudo haber cambiado el juego fue cuando la pelota golpeó en la mano de una jugadora del Wolfsburgo en su área, situación que la árbitra Katalin Kulcsár no vio y, por lo tanto, no cobró a los 13 minutos.

Por su parte, Barcelona sufrió la poca efectividad en los ataques, de los 16 disparos solo uno fue al arco y cinco fueron bloqueados. «Ha faltado gol», dijo Lluís Cortes. Wolfsburgo estuvo mucho más cerca con menos chances, aprovechando algunos errores defensivos de Barcelona. Un rechazo de Mapi León casi se convirtió en un gol en contra si no fuese por una gran atajada de Sandra Paños. Pero fue Fridolina Rolfo quien hizo el único gol de la tarde, cuando encontró la pelota en el área tras un par de rebotes.

Esta final entre Wolfsburgo y Lyon se repite en la Champions y, a la vez, tiene como protagonistas a los mismos países que la edición masculina: Francia y Alemania. Ambas naciones estuvieron presente en todas las finales de Champions League Femenina, con excepción de dos ocasiones: en 2003, que fue Umeå (Suecia) y Fortuna Hjørring (Dinamarca); y en 2007 cuando se enfrentaron Arsenal (Inglaterra) y, nuevamente, Umeå. En el resto de las ediciones siempre hubo un equipo de algunos de los dos países. Cinco equipos de Alemania ganaron 9 Champions League en total (FFC Frankfurt, Turbine Potsdam, FCR Duisburg y Wolfsburgo), mientras que Lyon consiguió las 6 para Francia, además de dos subcampeonatos. Arsenal y Umeå (en dos ocasiones) son los únicos equipos no alemanes o franceses que ganaron la Champions League.

Wolfsburgo y Lyon tienen historia en esta Copa. La primera vez que se cruzaron fue en la final de la Champions del año 2013, cuando Wolfsburgo le ganó 1-0 a Lyon, A partir de ahí, las «Lobas» no pudieron vencer más a las francesas: en la final de 2016 perdieron por penales, en cuartos de final del 2017 fue con un global de 2-1; de vuelta en la final, en 2018 cayeron 4-1; y la última vez fue en cuartos de final del año pasado cuando el global terminó 6-3 a favor de Olympique Lyonnais. Wolfsburgo buscará la revancha el domingo 30 de agosto a las 15 horas en Anoeta en un partido que será transmitido por ESPN.