Viernes por la noche, clima frío típico de esta estación, llovizna que lubrica suavemente los adoquines de Buenos Aires. Muy cerquita del kilómetro cero, en el barrio de Caballito, se encuentra La Pausa Teatral. Es una íntima sala de teatro donde pudimos disfrutar de «Maialandia», dirigida por Sebastián Kirszner.

Sobre la obra, vale destacar que «Maialandia» es un recorte de la psiquis de Maia: su familia, su vida laboral, su vida amorosa. Las voces que la acompañan. Su propia mirada, sus inseguridades, ideales y mandatos. Hasta ahora, temas coyunturales de la sociedad. Sin embargo, el gusto está en ver la inteligencia con la que plasmaron la puesta: los recursos tecnológicos, humanos y actorales. Todo confluye orgánicamente durante el espectáculo.

En lo que respecta a sonido e iluminación, es un capítulo aparte el magistral desempeño de los profesionales que a ritmo ayudan a contextualizar de modo dinámico las escenas. Si el reflector enfoca en sí la actuación de los intérpretes, es fenomenal el recurso actoral que emplean para recrear en acciones corporales un recuerdo mientras su protagonista monologa. ¡Impresionante dirección! Es muy claro ver el pasado transcurriendo.

Lo que transcurre también son las etapas de la vida de Maia y, en cada una de ellas, el contexto sociocultural y socioeconómico. En esta obra está todo calculado. Sin ánimos de crear celos para el rol del papá de Maia, que también evoluciona, algo que el espectador sabio valora y aprecia. Esa transformación del personaje que empieza de una manera y termina de otra. Deleite audiovisual.

«Maialandia» o, mejor dicho, «los lugares habitables de Maia» son un reflejo de la psiquis de cada una de las Maias, léase mujeres que existen y coexisten simultáneamente en la vida interpretando diferentes roles de la sociedad en cada una de las etapas de la vida, siguiendo o cortando con mandatos tan marcados y establecidos.

Esta pieza de la literatura la podés encontrar en La Pausa Teatral los viernes a las 20:30 horas en Luis Viale 625, Ciudad de Buenos Aires, con entradas en alternativateatral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.