América Latina y China (país que, en sí mismo, ya podría representar una región por sus índices demográficos, geográficos y comportamentales) representan más de la mitad de las ventas mundiales de dispositivos móviles durante el tercer trimestre del año.
Ambos alcanzan en conjunto el 55% de la torta, gracias al incremento de un 46% en la comercialización de smartphones (más de 250 millones de unidades vendidas) y el escaso 6% de celulares básicos.
Estos datos son explicados por Anshul Gupta, analista de la consultora Gartner: «Las ventas de teléfonos normales continuaron bajando y el descenso fue más pronunciado en los mercados en los que el precio promedio de venta (ASP) de esos dispositivos estuvo mucho más cerca de la ASP de smartphones asequibles», asegura el especialista y afirma que las ventas para fin de año oscilarán los 1.000 millones de unidades.
Los líderes en ventas
En cuanto al mercado, Samsung continúa firme como la compañía que encabeza el ranking con una participación del 32,1% y venta por 80,36 millones de smartphones durante el tercer trimestre. Además, el lanzamiento de la Note 3 fue un gran impulso para superar los 55 millones de ventas durante el mismo periodo del año pasado.
En el segundo lugar se encuentra Apple, el principal competidor de la compañía coreana, pero perdió terreno con sus 30,3 millones de unidades vendidas y así obtiene el 12,1% de la cuota de mercado (el año pasado representaba el 14,3%). El anunciado lanzamiento con bombos y platillos de sus nuevos iPhone no logró las ventas esperadas.
Quien sí sonríe en este cuadro es Lenovo, que se subió al podio con el 5,1% del mercado y dejó atrás a LG (4,8%) y Huawei (4,7%), además de Blackberry (1,8%).
¿Y el sistema?
De todos los dispositivos móviles vendidos, casi el 82% posee el sistema operativo Android, el 12,1% tiene iOS y el 3,6% se ejecuta con Windows Mobile.

Deja una respuesta