Tal como se especulaba por la llegada de refuerzos de renombre, presupuesto anual (660 millones de euros) y resultados en las últimas temporadas (7 títulos en las 10 ediciones más recientes y subcampeón en las 3 restantes), París Saint-Germain se convirtió en el único puntero de la Ligue 1 tras la disputa de la tercera fecha.

Precisamente, el conjunto parisino abrió la jornada el viernes cuando visitó a Brest y lo venció por 4-2. Ander Herrera y Kylian Mbappé abrieron el score, Idrissa Gueye amplió la ventaja y Ángel Di María (con un golazo de emboquillada) puso el resultado definitivo. Franck Honorat y Steve Mounie anotaron los descuentos parciales para el local.

El sábado Monaco cayó en su estadio ante Racing Club de Lens por 2-0, ambos con un jugador menos por expulsiones de Aleksandr Golovin y Cheick Oumar Doucoure. Posteriormente, Saint-Etienne y Lille igualaron 1-1.

Finalmente, el domingo Olympique Lyon también empató ante Clermont Foot 63 pero 3-3 (doblete de Moussa Dembele para el anfitrión y Elbasan Rashani para los visitantes). El resto de los encuentros tuvieron al 1-1 como denominador común: Girondins de Bordeaux frente a Angers, Metz contra Stade Reims y Strasbourg versus Troyes. Por su parte, Montpellier derrotó a Lorient 3-1 (expulsados Houboulang Mendes y Jerome Hergault) y Stade Rennais venció 1-0 a Nantes con gol de Martin Terrier.

La nota destacada de la fecha no fue precisamente por un resultado deportivo sino por la suspensión de Nice ante Olympique de Marseille por enfrentamientos entre jugadores y asistentes.

Si querés conocer todos los resultados, tabla de posiciones y próximos partidos de la Ligue 1, hacé clic acá.