Los momentos precisos

Este jueves por la noche en Atlanta, comenzó la 48° edición de la Copa América en Estados Unidos, con el partido entre el campeón defensor del título, Argentina, ante Canadá, por el Grupo A. El triunfo fue para el combinado nacional por 2-0 con una actuación en la que se destacaron los errores defensivos no forzados y la falta de certeza en el arco rival.

El inicio del encuentro fue intenso y ambos conjuntos se estudiaban con precaución para encontrar vulnerabilidades. El primer intento al arco fue a los 5 minutos con un disparo de media distancia de Leandro Paredes que salió desviado.

A los 8’, una recuperación de Ángel Di María en propio campo le permitió avanzar en velocidad y quedar mano a mano con Maxime Crépeau, pero el argentino falló en el último toque, una situación que se repetiría en varias ocasiones. Apenas un par de minutos después, una asistencia a Lionel Messi no terminó en gol porque el tiro cruzado se fue cerca del palo izquierdo del golero norteamericano.

Canadá tuvo su chance de abrir el marcador con un tiro libre de Alphonso Davies que rebotó en la barrera tras una falta de Marcos Acuña sobre Jonathan David en el borde del área.

Con dominio de terreno y posesión de pelota, Rodrigo De Paul asistió desde la banda derecha a Alexis Mac Allister para que el argentino cabecee frente al arco, pero el impacto no fue certero y depositó la pelota en las manos de Crépeau.

Antes de finalizar el primer tiempo, y pese a la superioridad albiceleste, Canadá volvió a demostrar que es un seleccionado para no subestimar, porque Emiliano Martínez se lució con un testazo de Stephen Eustáquio ante el arco que, increíblemente, no terminó en gol. Inmediatamente después, Messi probó con un lanzamiento desviado.

Apenas comenzado el tiempo complementario, Julián Álvarez rompió el cero. Luego de un lateral, Messi dio un pase filtrado para Mac Allister que intentó eludir al guardameta, el choque entre ambos le sirvió la redonda al delantero y este no falló su derechazo para establecer el 1-0 parcial. El propio Álvarez contó con una chance de ampliar la ventaja en el siguiente ataque, pero el giro y posterior definición no fueron certeros.

Unos minutos después, Di María probó suerte con un remate que envió la pelota sobre el travesaño. El entrenador Jesse Marsch puso en cancha a Jacob Shaffelburg y el encuentro tuvo un vuelco poco esperado: Argentina perdía el balón en la salida continuamente y el ingreso del canadiense lo tuvo como estandarte de las ofensivas, que exigieron en un par de oportunidades a «Dibu» y pusieron de relieve la marca de algunos jugadores campeones mundiales, principalmente Cristian Romero.

A los 65′, un saque veloz del arquero argentino terminó en un mano a mano de Messi ante Crépeau, al que sorteó con maestría, pero el tiro por elevación no fue suficiente y la jugada terminó sin consecuencias. Messi volvió a contar con una chance inmejorable para el 2-0 con un pique desde mitad de cancha, pero nuevamente el impacto no fue preciso y la redonda salió pegada al poste derecho del golero. Al ratito nomás, el capitán robó el esférico y asistió a Lautaro Martínez, que tampoco tuvo suerte ni eficacia ante Crépeau, una de las figuras de la noche en Atlanta. La tónica se mantuvo con dos jugadas en las que Messi puso la pelota delante del arco para que defina Nicolás Otamendi, ambas con resultado negativo para Argentina.

Finalmente, el 2-0 llegó con una asistencia milimétrica de Messi para el «Toro» Martínez, que definió rasante por debajo del cuerpo del arquero canadiense y llevó tranquilidad a un banco de suplentes por el juego defensivo en la salida y la falta de precisión en el ataque.

De esta manera, el debut en la competencia es auspicioso para ambos seleccionados. Por el lado argentino, deberá mejorar esos dos puntos antes citados y, en Canadá, se auguran mejores resultados ante rivales de otra jerarquía. El próximo martes, los norteamericanos juegan con Perú a las 19 horas y el equipo campeón mundial enfrentará a Chile desde las 22 horas.

Formaciones e incidencias

Argentina: Emiliano Martínez; Marcos Acuña, Cristian Romero, Lisandro Martínez, Nahuel Molina; Leandro Paredes, Rodrigo De Paul, Alexis Mac Allister, Lionel Messi; Ángel Di María, Julián Álvarez. Entrenador: Lionel Scaloni.

Canadá: Maxime Crépeau; Alistair Johnston, Moise Bombito, Derek Cornelius; Alphonso Davies, Tajon Buchanan, Stephen Eustáquio, Ismael Koné, Liam Millar; Jonathan David, Cyle Larin. Director técnico: Jesse Marsch.

Goles: 49′ Julián Álvarez (Argentina), 88′ Lautaro Martínez (Argentina).

Amonestados: 60′ Rodrigo De Paul (Argentina), 80′ Ismael Koné (Canadá), 90′ Giovani Lo Celso (Argentina), 93′ Derek Cornelius (Canadá).

Cambios: 58′ Jacob Shaffelburg por Tajon Buchanan (Canadá), 67′ Giovani Lo Celso por Ángel Di María (Argentina), 75′ Lautaro Martínez por Julián Álvarez (Argentina), 76′ Nicolás Otamendi por Leandro Paredes (Argentina), 79′ Richie Laryea por Cyle Larin (Canadá), 84′ Jonathan Osorio por Ismael Koné (Canadá), 84′ Jacen Russell-Rowe por Liam Millar (Canadá), 88′ Nicolás Tagliafico por Marcos Acuña (Argentina), 88′ Gonzalo Montiel por Nahuel Molina (Argentina).

Árbitro: Jesús Valenzuela (Venezuela). Estadio: Mercedes Benz Stadium, Atlanta.