El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) reabre sus puertas después permanecer cerradas durante casi ocho meses. Del jueves 5 al miércoles 11 de noviembre habrá entrada gratuita con reserva online para confirmar día y horario de visita en su web. Se inaugura la exposición «Latinoamérica al sur del Sur», continúa “Constelaciones” de Remedios Varo y se presenta «Leverage» de Pedro Reyes en la explanada.

Para cumplir con el protocolo establecido por las autoridades de la ciudad, habrá disponible un cupo de 60 entradas por hora, para respetar el aforo reducido establecido de una persona cada 15 metros cuadrados y del uso de los servicios. También se implementarán medidas para garantizar la salud e higiene del personal del museo y de todos los visitantes.

Además, se mantienen los horarios habituales del museo de 12 a 20 horas y los miércoles de 11 a 20, con la primera hora exclusiva para Malba Amigos y miembros del Comité de Adquisiciones, quienes tendrán cupo para visitar el museo en el horario que deseen. Asimismo, los lunes y miércoles de 12 a 14 serán horarios exclusivos para los adultos mayores.

Asimismo, en esta primera etapa no están habilitadas las visitas guiadas, el auditorio ni los programas públicos presenciales, que continuarán con su dinámica de programación virtual a través de la web y de las redes sociales del museo.

Protocolo sanitario

Antes de asistir, los y las visitantes deberán reservar o comprar sus entradas seleccionando el día y horario de la visita. Temporalmente está suspendido el servicio de guardarropas y no se permitirá el ingreso a visitantes con paraguas, mochilas ni bolsos grandes. Al llegar, los visitantes deberán hacer fila para el control de temperatura y sanitización y, durante la visita, se deberá respetar el uso correcto del barbijo cubriendo nariz y boca.

Además, para garantizar la desinfección de manos, en cada piso habrá estaciones sanitizantes con alcohol en gel. Por supuesto, se deberá mantener una distancia aproximada de 2 metros con los demás visitantes. Y por último, el museo tiene un recorrido de dirección única. Se deberá respetar el circuito y la señalización.