A través de una carta abierta destinada al presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Luis Puenzo; con copia a Tristán Bauer, ministro de Cultura de la Nación; y a los Secretarios de Cultura de las Provincias Argentinas miembros de la Asamblea Federal, la Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales (RAFMA) manifestó su preocupación ante la disolución del programa de Festivales Nacionales y su traspaso a las provincias.

«Más de 45 festivales nacionales de cine nucleados en RAFMA, expresamos la seria preocupación al tomar conocimiento de manera extraoficial (debido a que aún al día de la fecha las actas de la Asamblea de agosto no fueron publicadas) de una decisión grave, nociva e inconsulta del actual presidente del instituto, señor Luis Puenzo, de querer finalizar el programa de Festivales Nacionales traspasando la responsabilidad y recursos a las provincias aludiendo un federalismo puramente aspiracional. De concretarse, los festivales no estaríamos más dentro de la órbita del INCAA, instituto que está mandado por ley a garantizar la exhibición, quedando a merced de las voluntades y posibilidades provinciales con un magro presupuesto», dice la carta abierta que se anticipa a un escenario que verdaderamente aún no es concreto ni oficial y, por ende, no es comprobable, pero por el cual se vienen manifestando en redes sociales hace ya un tiempo bajo el hashtag #FestivalesDeCineEnAlerta.

«Consecuentemente, y a pesar de la decisión unilateral del INCAA de continuar administrativamente con el desmembramiento del Programa de Festivales Nacionales, solicitamos nuevamente concretar una reunión e instancia de diálogo. A la fecha y en ninguna instancia, el INCAA presentó proyecto alguno ante los secretarios ni en la asamblea, ni ante los festivales», agrega.

Ante tal clima de incertidumbre y preocupación, RAFMA interpela a Luis Puenzo para que explique: «¿Cómo piensan cuidar el acceso a la diversidad cultural audiovisual? ¿Cómo se podrá salvaguardar a las pantallas en el caso de que un gobierno provincial no pueda o no desee ejecutar su partida presupuestaria hacia los festivales? ¿Cómo puede hacer una provincia que posee alrededor de 20 festivales otorgar recursos dignos (si hacemos el ejercicio de dividir los 2.5 millones propuestos por usted y equipo para con veinte festivales el resultado de la ecuación sólo da ‘ajuste estructural y cierre’)? ¿Cómo haría usted desde el INCAA para garantizar, entonces, la vida de las pantallas? Pantallas que, por si resulta necesario aclarar, programan, proyectan y difunden las películas que el instituto ayuda a financiar mediante el plan de Fomento. Pantallas y películas que no son suyas ni del instituto sino que son un Patrimonio Cultural de nuestra Argentina».

«Como Red Federal de Festivales y Muestras Audiovisuales le exigimos esa información, para todos aquellos que participarán de la Asamblea Federal el 6 de noviembre y que la necesitan para poder votar con conocimiento de causa, lejos de toda imposición antidemocrática. Las y los ciudadanos necesitan esa información para saber qué será de sus espacios culturales cuando el 6 de noviembre, desde el INCAA y por impericia -descartamos su mala fe- se decrete formalmente en Argentina la muerte de los festivales de cine», concluye el documento.