Hoy es el Día del Bibliotecario Nacional, una profesión que lleva más de 200 años de reconocimiento en nuestro país. Pero, ¿cómo nació, quién fue el primero?
El jueves 13 de septiembre de 1810, el diario La Gazeta de Buenos Ayres publicó una nota titulada Educación firmada con el seudónimo Veritas. Aún se investiga si fue escrita por Mariano Moreno, su director, o (y que parece ser así) Manuel Belgrano, quien ya firmaba bajo ese seudónimo para otros medios.
RodriguezCayetanoFray
En la nota se detalla que la Junta de Gobierno resolvió “formar una Biblioteca Pública en que se facilite a los amantes de las letras un recurso seguro para aumentar sus conocimientos […] por fortuna tenemos bastantes libros para dar principio a una obra, que crecerá en proporción del sucesivo engrandecimiento de este pueblo. La Junta ha resuelto fomentar este establecimiento…”
José Cayetano Rodríguez, intelectual y poeta, fraile franciscano nacido en San Pedro, Buenos Aires, fue designado el primer bibliotecario.
A sus 17 años ya se recibió en la Orden Franciscana en Córdoba, donde comenzó a enseñar teología y filosofía en 1778. Luego, regresó a Buenos Aires y continuó enseñando en el monasterio franciscano. Uno de sus alumnos fue Mariano Moreno, a quien le brindó su amistad y apoyo político. Gracias a él se unió a los círculos revolucionarios y al movimiento independentista, donde jugó un papel importante.
Fue el mismo Moreno quien lo designó un día como hoy en el puesto de bibliotecario de la primera Biblioteca Pública, que años más tarde se convertiría en la Biblioteca Nacional. Asumió su cargo 11 días después y se desempeñó en su función hasta 1814.
Biblioteca_NacionalAdemás, en 1812 asumió como diputado de la Asamblea General Constituyente. Luego, fue miembro de la Asamblea del año XIII (1813) en la función de redactor, recopilador y publicador de esas importantes resoluciones. Fue nombrado secretario en el Congreso de Tucumán y redactó la Declaración de la Independencia, que luego también firmó.
Gracias a este valiente Fray reconocido por sus colegas, amigos y hasta por sus enemigos, se conmemora el Día del Bibliotecario Nacional.
“Desde hace más de 50 años ABGRA acompaña a la profesión bibliotecaria y logra que en 1954 se dicte el Decreto 17.650/54 estableciendo que el día 13 de septiembre se conmemore en todo el país el “Día del Bibliotecario” como un homenaje a la labor de los bibliotecarios en favor de la comunidad. El presidente Arturo Illía, mediante Decreto 3.114/64, complementó el anterior decreto”.
la-bibliotecaria-de-auschwitz_9788408009511Y para los amantes de los libros, por ser el Día del Bibliotecario no existe mejor forma que festejarlo leyendo un libro. Por tanto, es recomendable leer “La Bibliotecaria de Auschwitz” del periodista cultural español Antonio G. Iturbe. Cuenta la historia de una niña de 14 años, Dita Adlerova. Cautiva en el campo de concentración de Auschwitz, le otorgaron la misión de cuidar los pocos libros que ingresan de contrabando para poder conservarlos y transmitirlos. Los nazis no dejaban estudiar ni leer a los secuestrados, cuanto más ignorantes era mejor para manipularlos. Pero esta chica encontró recursos ingeniosos para poder crear una biblioteca clandestina.
Está basada en una historia real. No es apto para personas impresionables.