El tridente del poderoso París Saint-Germain (conformado por Lionel Messi, Kylian Mbappé y Neymar) tuvo una actuación impresionante en la victoria 5-1, este domingo en el Parque de los Príncipes, ante Lorient para seguir manteniendo la punta con 12 puntos de ventaja sobre Olympique de Marseille en la Ligue 1.

Esta fue la primera vez que los tres atacantes demostraron todo su talento de manera colectiva, ya que en partidos anteriores esta temporada se destacaba alguno de ellos, pero no todos. La estrella francesa, Mbappé, convirtió dos goles y dio tres asistencias para completar una noche soñada. Además, durante la semana también había convertido con su selección.

Neymar Jr., el 10 de Brasil, enseñó un estado físico muy mejorado, comparado con su desempeño en la eliminación contra Real Madrid en UEFA Champions League. Rápido, ágil, preciso y colaborativo como en su mejor momento, convirtió por partida doble. Tiene 30 años y, si las lesiones se lo permiten, todavía tiene mucho fútbol para desplegar. En estos últimos tiempos se habló con fuerza de su posible salida del PSG, pero si recupera su mejor versión quizás las cosas cambien.

El capitán de la selección argentina y mejor jugador del mundo, Lionel Messi, fue lo que no pudo ser en el PSG hasta aquí. Después de no marcar durante los últimos cinco partidos volvió al gol tras un pase, como es habitual, de Mbappé. La diferencia entre el Messi de este domingo y el de la mayoría de los partidos hasta acá es que, por lo menos, frente a Lorient todos los ataques comenzaban con él, lo que permitía su constante participación en el juego.

Al PSG solo le queda la Ligue 1 para intentar levantar un trofeo en lo que queda de esta temporada, ya que fue eliminado de Champions League y de la Copa de Francia. Si el tridente ofensivo, que sigue en proceso de conocerse, mantiene y eleva aún más su nivel, seguramente se queden con el título de la liga francesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.