Este lunes por la noche en Colombia, el seleccionado argentino de fútbol perdió en su segunda presentación en el Torneo Sudamericano Sub-20 ante Brasil y puso en peligro la clasificación a la segunda fase de la competencia. Además, el equipo que dirige Javier Mascherano repitió errores que costaron la derrota y siembran dudas en cuanto al nivel de juego.

El encuentro tuvo a Brasil rápidamente arriba en el marcador por una falla defensiva de Nahuel Génez, que no rechazó y permitió el pase de Marlon Gomes hacia el medio del arco, Guilherme Biro se acomodó y le pegó al balón para conectarlo contra el palo izquierdo de Federico Gómes Gerth, que nada pudo hacer para evitar la apertura del score a los 8 minutos.

Con el resultado en contra, se repitió el juego ofrecido por Argentina ante Paraguay unos días previos, también con caída (2-1). Tenía la posesión de pelota pero sin trascender, cometían errores groseros en la salida por el medio del terreno y no encontraban forma de resolver el obstáculo que el pésimo campo presentaba para la creación. Para colmo de males, el travesaño le negaba la igualdad a Braian Aguirre y a los 25′ contaba con un penal (el arquero chocó con Julián Fernández), que Gino Infantino no pudo materializar porque el disparo fue rechazado con un manotazo por Mycael.

Antes de finalizar el primer tiempo, Andrey Santos robó el esférico en mitad de cancha, error de Máximo Perrone mediante, y le cruzó el remate a Gómes Gerth para poner el 2-0 parcial.

En el periodo complementario, la «Albiceleste» siguió con la tónica y el dominio, sin profundidad. Apenas un par de cabezazos en el área fueron las llegadas hacia la valla de Mycael, que contuvo sin inconveniente alguno. Las malas noticias seguían, porque Agustín Giay recibió una patada sobre su pierna izquierda y debió salir lesionado por una torcedura del tobillo.

A poco de concluir el encuentro, Lautaro Di Lollo recibió un pésimo pase hacia atrás, que lo dejó mal parado y tuvo que patear a Vitor Roque para evitar que defina solo ante Gómes Gerth. El obsceno penal fue sancionado y el propio delantero anotó con un tiro fuerte centrado. Demasiado premio para Brasil, que goleaba sin esfuerzo. Castigo para Argentina y otra actuación para el olvido.

El ingreso de Nicolás Paz mejoró levemente el nivel de juego en el segundo tiempo y el jugador de Real Madrid fue el encargado de lanzar el tiro libre que Maximiliano González impactó por sobre Mycael para sellar el 3-1, que complica el futuro del seleccionado en esta competencia.

Para pasar de ronda deberá vencer obligatoriamente a Colombia y Perú en las dos fechas que restan y esperar que Brasil le gane a Colombia. Asimismo, tendrá que cambiar con contundencia la estrategia, resolver las dificultades que presentan las canchas y su paupérrimo estado, y minimizar lo mayor posible los errores defensivos y en el mediocampo. La oportunidad es este miércoles ante Perú.

Formaciones e incidencias

Argentina: Federico Gómes Gerth; Lautaro Di Lollo, Agustín Giay, Valentín Gómez, Nahuel Génez; Máximo Perrone, Maximiliano González, Gino Infantino, Julián Fernández; Ignacio Maestro Puch, Braian Aguirre. Entrenador: Javier Mascherano.

Brasil: Mycael; Arthur, Jean, Robert, Patryck; Andrey Santos, Alexsander, Marlon Gomes, Guilherme Biro; Giovane, Vitor Roque. Director técnico: Ramon Menezes.

Goles: 8′ Guilherme Biro (Brasil), 36′ Andrey Santos (Brasil), 87′ Vitor Roque de penal (Brasil), 90′ Maximiliano González (Argentina).

Amonestados: 26′ Mycael (Brasil), 48′ Valentín Gómez (Argentina), 49′ Giovane (Brasil), 71′ Alejo Véliz (Argentina), 92′ Máximo Perrone (Argentina).

Cambios: 45′ Nicolás Paz por Gino Infantino (Argentina), 45′ Santiago Castro por Aguirre (Argentina), 66′ Alejo Véliz por Julián Fernández (Argentina), 68′ Pedrinho por Alexsander (Brasil), 68′ Ronald por Guilherme Biro (Brasil), 78′ Ulises Ciccioli por Agustín Giay (Argentina), 78′ Alexis Encinas por Nahuel Génez (Argentina), 84′ Kaiki por Andrey Santos (Brasil), 84′ Sténio por Giovane (Brasil), 89′ Luis Guilherme por Patryck (Brasil).

Estadio: Pascual Guerrero.

Deja una respuesta