Juan “Pico» Mónaco apareció cuando lo necesitaba el equipo argentino y se impuso por 7-6, 6-2 y 6-4 ante Gilles Simon, un rival que fue anunciado, sorpresivamente, 10 minutos antes del sorteo. Mucha preparación en la semana para jugar ante Richard Gasquet, pero entró Simon. Claro, el segundo top ten se bajó por lesión, pero entró el 13°. Sin embargo, la Davis no entiende acerca de rankings, sino que se basa en el corazón y es ahí cuando todo se define en la cancha.

Gilles Simon. Foto: Télam.


Mónaco no ganó ningún partido en el circuito internacional durante este año, pero una victoria en la Davis vale mucho más que una primera ronda de cualquier ATP.
El sábado por la mañana será el dobles cuando David Nalbandian y Horacio Zeballos jueguen ante Michel Llodra y Julien Benneteau. Tanto el cordobés como el marplatense estuvieron en aquella serie en Lyon en 2010, cuando el equipo galo aplastó al que dirigía Modesto «Tito» Vázquez por 5 a 0. El deporte siempre te da revancha, la serie está igualada y la pareja de doblistas de Argentina querrá revancha. Si gana, la semifinal quedará a un paso y el sueño seguirá intacto.

Carlos Berlocq. Foto: Télam.


Carlos Berlocq no pudo ante Jo-Wilfried Tsonga y cayó por 6-4, 2-6, 3-6, 7-5 y 2-6. El tenista de Chascomús hizo pesar la localía, dejó todo y se quedó con el primer set. Luego no pudo contener el juego ofensivo de su rival en los dos siguientes parciales. Sin embargo, levantó su nivel, no se entregó y dejó de lado su puesto 71° del ranking para llevarse al n°7 del mundo al set definitivo.
Lamentablemente, “Charly” se vio superado ante saque y drive del francés y le quebraron en el tercer juego. Desde ahí, Tsonga confirmó su ventaja, volvió a quedarse con el servicio del argentino y le dio el primer punto de la serie a Francia.

Juan Mónaco. Foto: Télam.