El Gobierno de la provincia de Buenos Aires imputó de oficio a Netflix a modificar sus condiciones de contratación por ser abusivas y limitar los derechos de las y los consumidores. En respuesta, el pasado 5 de enero la plataforma eliminó las tres cláusulas señalas en la demanda, según informó el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense.

En consecuencia, la empresa dejará de utilizar leyes del Estado de Delaware (Estados Unidos) y se adecúa al Código Civil y Comercial de la Nación Argentina. Esta medida propiciada por el Gobierno provincial, por parte de la Dirección Provincial de Defensa de los Derechos de las y los Consumidores y Usuarios, se benefician a consumidores y consumidoras de todo el país.

Las cláusulas «imponían que los pagos realizados por el consumidor nunca serían reembolsables por la empresa, limitando la posibilidad de reclamo y estableciendo que nunca se otorgaría crédito en favor del usuario» e «imponían la renuncia de las y los consumidores a iniciar reclamos y a participar en acciones colectivas en defensa de sus derechos». Además, «establecían que los Términos de Uso se regirían por leyes estadounidenses del Estado de Delaware, en violación al Código Civil y Comercial de la Nación», explicó el organismo.

Asimismo, se adecuó la cláusula que condicionaba la cancelación de la suscripción, limitando los derechos de los usuarios y su libertad de contratar.

Deja una respuesta