En el inicio de la tercera jornada del Grupo A de la Copa América, Chile y Uruguay no se sacaron ventajas en Cuaiabá y empataron en un gol. Eduardo Vargas anotó para los trasandinos y Arturo Vidal, en propia meta, decretó la igualdad «Celeste».

Los «Charrúas» fueron quienes tomaron el protagonismo del partido con Giorgian De Arrascaeta como principal generador de juego. De los pies del jugador de Flamengo partieron todos los intentos de su seleccionado para intentar quebrar el cero. Primero, el propio De Arrascaeta definió a las manos de Claudio Bravo, luego Edinson Cavani no pudo ante el arquero chileno.

Sin embargo, Chile fue el que se puso en ventaja con una certera definición de Eduardo Vargas, quien aprovechó una muy buena asistencia del inglés Ben Brereton. El delantero chileno «fusiló» a Fernando Muslera y estampó el 1-0 a los 26 minutos de partido.

El principal problema de la «Celeste» fue su retroceso ante cada ataque trasandino. La sociedad Brereton-Vargas le causó demasiados problemas a un seleccionado que dominaba las acciones e hizo méritos para anotar un gol.

Los dirigidos por Óscar Washington Tabárez sintieron el gol rival y comenzaron a quedarse sin ideas en ataque. Nicolás De la Cruz y De Arrascaeta, ambos de muy buen comienzo, se diluyeron con el correr de los minutos y la pelota no le llegó con claridad a Luis Suárez ni tampoco a Cavani.

Para el complemento, Tabárez modificó el esquema táctico, comenzó a defender con tres hombres y mandó a la cancha a Nahitan Nández y Martín Cáceres. Por su parte, Chile siguió con su plan de juego, se hizo fuerte en la marca y apostó al buen criterio de Brereton para manejar los ataques.

Nández comenzó a mostrar su despliegue por la banda derecha y sus apariciones animaron a la «Celeste» para ir en busca de la igualdad. La misma llegó gracias a una jugada desafortunada de Arturo Vidal, quien se llevó por delante un desvío de Matías Vecino tras un córner y, a los 21 minutos, puso el 1-1. Un resultado más que justo si se toma en cuenta el desarrollo del partido.

Uruguay levantó su rendimiento por el ingreso de Facundo Torres, quien aportó fútbol y claridad a cada ofensiva de su equipo. Junto con Nández fueron los grandes responsables de la igualdad.

A falta de diez minutos para el final del encuentro, Chile se quedó con un hombre menos por la lesión de Erick Pulgar (además de no tener más «ventanas» para realizar modificaciones) y su rival fue con todo para quedarse con el partido. Cavani estuvo cerca con un cabezazo y Suárez con un remate, ambos intentos salieron cerca del palo izquierdo de Bravo.

Finalmente, los seleccionados no pudieron sacarse ventaja y repartieron puntos. Chile resultó el más beneficiado con el marcador final, ya que acumula cinco unidades en tres partidos disputados. En tanto, Uruguay logró su primer poroto de seis posibles.

Formaciones e Incidencias

Uruguay: Fernando Muslera; Giovanni González, José Giménez, Diego Godín, Matías Viña; Matías Vecino, Federico Valverde, Nicolás De La Cruz, Giorgian De Arrascaeta; Luis Suárez, Edinson Cavani. Director técnico: Óscar Tabárez.

Chile: Claudio Bravo; Gary Medel, Guillermo Maripán, Francisco Sierralta; Mauricio Isla, Arturo Vidal, Charles Aránguiz, Eugenio Nena, Erik Pulgar; Eduardo Vargas, Ben Brereton. Entrenador: Martin Lasarte.

Cambios: 37′ Enzo Roco por Guillermo Maripán (Chile), 45′ Nahitan Nández por Giovanni González (Uruguay), 45′ Martín Cáceres por Nicolás De La Cruz (Uruguay), 55′ Jean Meneses por Eduardo Vargas (Chile), 59′ Facundo Torres por Giorgian De Arrascaeta (Uruguay), 68′ Luciano Arriagada por Ben Brereton (Chile), 68′ Tomás Alarcón por Arturo Vidal (Chile), 80′ Lucas Torreira por Matías Vecino (Uruguay), 84′ Jonathan Rodríguez por Matías Viña (Uruguay).

Goles: 26′ Eduardo Vargas (Chile), 66′ Arturo Vidal en contra (Uruguay).

Amonestados: 12′ Federico Valverde (Uruguay), 18′ Francisco Sierralta (Chile).

Árbitro: Raphael Claus (Brasil). Estadio: Arena Pantanal, Cuiabá.