En la noche del miércoles, Boca Juniors se coronó campeón de la Copa Argentina tras derrotar 5-4 a Talleres por penales, luego de que los 90 minutos finalizaron empatados sin goles, frente a una multitud que colmó el Estadio Madre de Ciudades en Santiago del Estero.

La primera acción de peligro fue del elenco cordobés cuando el reloj acusó siete minutos de juego: Rafael Pérez, tras un tiro de esquina, sacó un remate con destino de gol que fue bloqueado por Carlos Izquierdoz. Luego, la «T» apeló a la pelota parada para meter a sus jugadores en el área rival y a la velocidad de Diego Valoyes para intentar romper a la defensa de Boca.

Por su parte, el «Xeneize» se mostró impreciso y lento a la hora de la generación de juego: Edwin Cardona tardó en entrar en partido (cuando lo hizo se vio lo mejor de Boca), Agustín Almendra no acertó en ninguno de sus pases y Juan Ramírez pasó desapercibido. Los delanteros no comprometieron nunca a la correcta línea de fondo de Talleres.

El primer tiempo se consumió al ritmo de las faltas (19 en total) y ninguno de los dos finalistas pudo sacar ventaja en el marcador. El equipo cordobés, con muy poco, mostró la mejor faceta en ofensiva, propuso más en campo contrario y pudo irse al descanso arriba en el score: remate de Valoyes, mala respuesta de Agustín Rossi, pero el azar estuvo del lado del arquero y el balón se fue por arriba del larguero.

La primera mitad del complemento no varió demasiado en cuanto a la inicial. Lo más llamativo es que se vio a Boca intentando ser más protagonista con Cardona como protagonista. El principal problema fue el poco peso ofensivo de los delanteros que puso Sebastián Battaglia en cancha.

A los veinte minutos, Darío Herrera le mostró mal la segunda tarjeta amarilla a Ramírez (de muy flojo partido) y Boca se quedó con un hombre menos. Talleres adelantó un poco sus líneas y dispuso de la ocasión más clara del encuentro: Héctor Fértoli no llegó a empujar el balón frente a Rossi.

Battaglia movió el banco y dejó a su equipo sin Cardona, quien era de lo más claro con muy poco. De esta manera, el director técnico «Xeneize» apostó a poblar el mediocampo y a la velocidad de Sebastián Villa, quien tuvo una noche para el olvido.

Así y todo, Talleres no supo encontrarle la vuelta al hombre de más y, salvo la ocasión de Fértoli, no llevó peligro ni tampoco inquietó a Rossi. Tras un tiempo agregado de seis minutos, el cero no se rompió y el destino cayó en manos en la lotería de los penales.

Desde los doce pasos, Boca fue más efectivo, convirtió los cinco penales, tuvo a su arquero como protagonista y Eduardo Salvio que coronó una noche de festejo con su remate certero. El equipo que dirige Battaglia termina el año como lo empezó: con un título bajo el brazo. ¡Salud campeón!

Formaciones e incidencias

Boca Juniors: Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo, Frank Fabra; Agustín Almendra, Jorman Campuzano, Juan Ramírez, Edwin Cardona; Sebastián Villa, Luis Vázquez. Director Técnico: Sebastián Battaglia.

Talleres: Guido Herrera; Nahuel Tenaglia, Juan Cruz Komar, Rafael Pérez, Enzo Díaz; Juan Méndez, Rodrigo Villagra, Diego Valoyes, Carlos Auzqui, Ángelo Martino; Michel Santos. Director Técnico: Alexander Medina.

Cambios: 63′ Héctor Fértoli por Carlos Auzqui (Talleres), 71′ Juan Cruz Esquivel por Ángelo Martino (Talleres), 71′ Diego González por Jorman Campuzano (Boca Juniors), 71′ Cristian Medina por Edwin Cardona (Boca Juniors), 81′ Agustín Sandez por Luis Vázquez (Boca Juniors), 89′ Cristian Pavón por Sebastián Villa (Boca Juniors), 89′ Eduardo Salvio por Frank Fabra (Boca Juniors), 91′ Mateo Retegui por Nahuel Tenaglia (Talleres), 91′ Francis MacAllister por Rodrigo Villagra (Talleres).

Amonestados: 3′  Rodrigo Villagra (Talleres), 31′ Diego Valoyes (Talleres), 35′ Frank Fabra (Boca Juniors), 44′ Carlos Auzqui (Talleres), 52′ Nahuel Tenaglia (Talleres), 62′ Juan Ramírez (Boca Juniors).

Expulsado: 66′ Juan Ramírez (Boca Juniors).

Definición por penales: Mateo Retegui (convertido), Marcos Rojo (convertido), Héctor Fértoli (atajado), Carlos Izquierdoz (convertido), Juan Méndez (convertido), Cristian Pavón (convertido), Enzo Díaz (convertido), Agustín Sandez (convertido), Michel Santos (convertido), Eduardo Salvio (convertido).

Árbitro: Darío Herrera. Estadio: Madre de Ciudades, Santiago del Estero.