Como viene pasando en los últimos años, se habla de reformas en el formato y organización de los campeonatos de fútbol de Primera División. Finalmente, estos cambios se hicieron realidad, pero tal vez no en el sentido que la mayoría creía.
El nuevo campeonato de Primera División para el año 2015 contará con 30 equipos y se jugará en año calendario, probablemente de fines de febrero a principios de diciembre. Un formato que se había dejado de lado hace caso 30 años, después del Nacional 85 cuando se empezó a disputar el fútbol con calendario europeo.
Después de unos años con torneos de partido y revancha con campeonatos festejados en pleno invierno, vino lo que se denominó campeonato corto, que en realidad son los torneos de una sola rueda. Para complicar las cosas era Apertura o Inicial en la segunda mitad del año, pero primero de la temporada futbolística, y Clausura o Final durante el comienzo del año pero que era la culminación de la temporada. Una confusión a la que nos sobrepusimos.
Con el correr del tiempo, cada tanto se hablaba de volver a los torneos con partido y revancha. Para la temporada 2012/13 se estuvo cerca pero finalmente se otorgaron tres títulos, uno a cada uno de los campeones de los torneos Inicial y Final y otro al ganador de la Súper Final entre ambos campeones. La multiplicación de los títulos.
Finalmente llegaron los cambios
Después de tantas idas y vueltas, de amagues, los cambios vinieron. Pero no es un torneo largo con partidos de ida y vuelta. Si finalmente la postura de Julio Grondona, apoyada casi automáticamente por la mayoría de los presidentes de los clubes de Primera, el campeonato que empezará en febrero de 2015 tendrá la participación de 30 equipos, 10 más que en la actualidad, pero será de una rueda, con la excepción de los denominados clásicos (River Plate/Boca Juniors, Racing/Independiente y demás) que se jugarán con revancha. Se podría denominar un “torneo corto” pero largo, con más equipos. Y la revancha no la tendremos en la misma temporada sino a la siguiente. Se habló de hacer dos zonas de 15 equipos con partido de ida y vuelta, tras lo cual habría instancias eliminatorias, pero no fue lo que se decidió aprobar.
Subir de golpe o bajar y subir
Para aumentar la cantidad de equipos se jugarán en la segunda mitad del año torneos de transición en todas las categorías, sin descenso pero con ascensos. En la Primera División se disputará un torneo de transición. Habrá un campeón y, además, clasificaciones a los torneos internacionales. Los cinco primeros sacarán su pasaje a la Copa Libertadores 2015. Los que culminen entre el sexto y el décimo puesto se clasificarán para la Copa Sudamericana.
De esta forma, como hizo cuando adoptó el calendario europeo, la AFA sería la primera en retomar el calendario a lo largo del año. No es un detalle menor que tras la adopción de este formato en Argentina, gran parte de los torneos de fútbol de Sudamérica que se disputaban en año calendario (Uruguay, Bolivia y Chile, que fue el último en hacerlo) también lo modificaron. Si la modificación se lleva adelante, tal vez vuelva a ser la institución rectora de nuestro fútbol un caso testigo que los demás imiten.
Tras la disputa de estos torneos de transición quedarán conformadas las nuevas categorías para 2015. Solo está definido el número de equipos que subirán de la Primera B Nacional a Primera División, que serán 10. No está decidida la cantidad de equipos ni de categorías inferiores, se habla de fusiones de Primera C y D y tampoco se sabe qué sucederá con las categorías que agrupan a equipos del Interior (Torneos Argentino A y B).
Lo que sí puede pasar es que un equipo suba dos categorías de golpe, como podría pasar con Santamarina de Tandil, recién ascendido a la Primera B Nacional. Si queda en puestos de ascenso en alguna de las zonas en las que se dividirá el Nacional durante la transición, podrá empezar el 2015 en la élite del fútbol criollo. Lo mismo podría ocurrir con el campeón de la Primera B Metropolitana. En lo que hace a los descensos de categoría que sucedan esta temporada, pueden ser por corto tiempo. Por ejemplo, Argentinos Juniors bajó a la B Nacional pero si aprovecha la transición puede estar de nuevo en la categoría máxima en solo 6 meses. Esto se puede replicar en el resto de los campeonatos si las modificaciones y fusiones se asemejan a las de las dos categorías principales.
Respecto a los descensos, a partir de 2015 no habrá mayores cambios. Pese a que es resistido por muchos simpatizantes, se seguirá utilizando el sistema de promedios aunque ahora las cuentas serán distintas por los cambios en el número de equipos. Lo que sí se cambia en Primera es el número de equipos que descenderán, ya que se reduce a solo dos. Hace tres años podían descender hasta cuatro equipos. En 2015, pese al incremento de participantes, se disminuyen los puestos de descenso. Una vuelta más en nuestro futbol.
Largo pero en el sentido equivocado
Me pongo en un lugar personal. El mejor campeonato para mí es uno que nunca vi en mi vida, pero que creo que es el formato ideal. Cuando me asomé a la vida futbolística ya era la época de los Metropolitanos y los Nacionales. Sigo esperanzado en ver un campeonato a lo largo del año calendario con partido y revancha. Con una buena diagramación se podría seguir disputando la Copa Argentina.
Abro un paréntesis: ¿qué sucederá con esta copa? ¿Pasará a ser jugada también durante el año calendario? Es una buena idea, falta pulirla en ciertos aspectos que la harían más atractiva, como el tema de las localías, pero es un lindo torneo. Retomando, una buena diagramación permitiría seguir jugando la Copa Argentina, una copa internacional (pedido a la CONMEBOL: deberían ser anuales, tanto la Libertadores como la Sudamericana). No tenemos la extensión europea, pero sí la misma cantidad de días al año. Con buena organización podríamos tener mejores campeonatos que los actuales.
Sumar equipos pero que sigan siendo campeonatos de una rueda me parece que es una solución a medio camino, son más equipos pero no es un torneo “largo” como se pide. Por el contrario, la revancha ni siquiera estaría en la misma temporada. Si no hay novedades este será el futuro de nuestro torneo de fútbol. Veremos cómo es en la marcha pero, honestamente, no me convence.