¿Sabías que los caninos pueden montar olas? Es sorprendente cómo estos animales practican una gran variedad de deportes en conjunto a sus dueños, y el dog surfing (o surf de perros) es solo uno de ellos.

En países como Estados Unidos, donde se originó, es furor, ya que se realizan competencias en California y reúnen miles de espectadores. Esto hizo que se expandiera a lugares como Australia, Reino Unido y, a 100 años de su creación, llegó a las costas de Brasil.

El Amore Di Cane Surf Dog 2020 es el primer campeonato canino de surf que se celebrará en aquel país. Sin embargo, la pandemia imposibilita que pueda realizarse en la playa de forma colectiva, entonces será virtual. El torneo se jugará en parejas de perros y humanos y se realizará el 29 de noviembre con un premio de 5.000 reales.

Los ganadores se llevarán 3.000 reales, mientras que los que queden en segundo y tercer puesto obtendrán mil cada uno. Por otro lado, el metraje de la mejor ola surfeada por un perro sin su pareja ganará comida gratuita durante un año.

La virtualidad es algo que se implementó hace poco en el mundo del dog surfing. Por ejemplo, en Estados Unidos no quisieron perder la oportunidad de ver surfear a los caninos, entonces realizaron una competencia en septiembre, los dueños enviaron con anticipación videos de sus mascotas en las olas y los jueces los calificaban de acuerdo a su categoría.

Para quienes se preguntan cómo llegó esta competencia a Brasil, la respuesta es simple: son fanáticos de los deportes perrunos y se creó un mercado en torno a esto con una variedad de productos que le dieron mucha popularidad. De esta manera, se animaron a impulsar al surf de perros, ya que es una de las actividades caninas más elegidas por el público en el mundo.

De la misma forma que ocurre en California, el objetivo de esta competencia es recaudar fondos para organizaciones sin fines de lucro relacionadas con perros, y concienciar al público sobre la cría de animales y la importancia de la atención veterinaria.