El equipo de Marcelo Gallardo cortó la sequía de 17 años sin ganar ningún título internacional. El último había sido en 1997 y se trató de la Supercopa Sudamericana, cuando venció a Sao Paulo y en el que el actual entrenador jugó como titular.
El elenco de Núñez se quedó con el segundo trofeo en importancia a nivel continental tras vencer a Atlético Nacional de Medellín por 2 a 0.
El partido de ida lo habían disputado en Colombia y habían igualado 1 a 1, en el primer tiempo fue superior Nacional y marcó el gol, pero en el segundo tiempo River jugó más arriba en la cancha, Leonardo Pisculichi manejo las riendas del partido y vino el empate.
Este miércoles a las 21:15 horas el partido de vuelta se disputó en el Monumental con la capacidad del estadio ocupada con alrededor de 60 mil hinchas locales. En el primer tiempo, el arquero del equipo visitante tuvo una gran actuación y sacó pelotas importantes para mantener el cero en su arco. Ramiro Funes Mori no tuvo una de sus mejores noches y el conjunto colombiano aprovechaba la situación. Así, el primer tiempo finalizó con un equipo argentino que tuvo sus situaciones de gol y no las pudo concretar, mientras que en el segundo periodo los Millonarios pudieron demostrar su superioridad en el resultado y los dos goles vinieron tras la magnífica pegada de zurda de Leonardo Pisculichi desde el tiro de esquina, donde conectaron en el primer gol la cabeza de Gabriel Mercado y en el segundo la de Germán Pezzella. De esta manera, con dos goles de diferencia, el partido se iba cerrando y River Plate se coronaría campeón en el ámbito internacional luego de bastantes años de falta de títulos.
Marcelo Barovero fue elegido por la Conmebol como el jugador más destacado de este certamen. Una de las atajadas más importantes que tuvo fue el penal detenido a Emanuel Gigliotti en el partido de vuelta por la semifinal ante Boca Juniors.
Para llegar a la final, River Plate tuvo un largo camino y en el mismo eliminó a Godoy Cruz AT de Mendoza (1-0 y 2-0), Libertad de Paraguay (3-1, 2-0), Estudiantes de La Plata (2-1, 3-2) y Boca Juniors (0-0, 1-0). Así fue como llegó a la final de la Copa.
Si la dirigencia y cuerpo técnico piensa en el año próximo saben que tendrán que disputar varios títulos internacionales como la Copa Libertadores, Copa Sudamericana, la Recopa y Suruga Bank. Y en el ámbito local tendrá el campeonato, Copa Argentina y Supercopa Argentina. Será un año con muchos partidos por jugar y habrá que pensar en cómo reforzar el plantel para hacerle frente a tantos torneos.