Hindú se impuso en la final sobre Jockey Club de Rosario por 18 a 13 y se coronó en el Torneo Nacional de Clubes. De esta manera, logró su décimo título en el certamen (máximo ganador) y el quinto de manera consecutiva.

Las claves del ganador fueron: un brillante trabajo en equipo, que supo mantener la concentración durante los 80 minutos; un pack de forwards demoledor; y su número 10, Santiago Fernández, el cerebro y estratega de este equipo que hizo historia.

La final arrancó con Jockey tratando de imponer las condiciones del partido, salida larga y a jugar en campo rival. Pese a la presión rosarina, los de Don Torcuato resolvieron bien la arremetida visitante y, en esos primeros minutos, empezaron a ganar la guerra en los puntos de contactos, que sería vital al final de la historia.

El Elefante se acomodó y en su primera excursión a tierras de Jockey consiguió un penal que Fernández cambió por los primeros tres puntos en cinco minutos.

El juego se desarrolló en la mitad de la cancha a puro tackle, Hindú tratando de ser más dinámico en los ataques y Jockey a puro pick and go intentó lastimar a la defensa de su rival, sin éxito. Para colmo, no era fuerte en los puntos de contacto y sufría en el scrum, de una infracción en la formación vino el segundo penal y, nuevamente, el 10 sumó de a tres para poner el partido 6 a 0 en 11 minutos.

La fórmula de la potencia del pack de forwards no le dio resultados a los visitantes, por ello trató de sorprender con sus wings, Manuel De Marco y Guido Pedregosa, que comenzaron a inquietar a la defensa de Hindú. A los 19′ llegó el descuento de Jockey, mediante un penal de Juan Albertengo.

Pero Hindú no dejó reaccionar a Jockey y en el scrum generó un penal a su favor: Fernández estiró la ventaja de 6 puntos. Minutos más tarde, los rosarinos optaron por jugar un penal al line para tratar de llegar al try, pero no prosperó por una tremenda defensa local, que estaba haciendo todo bien en sus líneas.

Jockey entró en las indisciplinas y recibió dos tarjetas amarillas: De Marco (infracción sobre Lucas Camacho) y Agustín Orsi dejaron la cancha antes de finalizar el primer tiempo. En esos minutos finales, Fernández volvió a acertar a la H para cerrar los primeros 40 minutos con Hindú por delante 12 a 3.

La segunda mitad arrancó con todo y no con buenas noticias para el local por una tarjeta roja a Tomás Resnick (agresión directa a rival). Lo más curioso es que la incidencia se registró en el inicio de la jugada de un try de Belisario Agulla, donde Federico Anselmi con ayuda del TMO anuló la conquista y expulsó al hombre de Hindú.

El Elefante, con 14 hombres, soportó la presión de Jockey, continuó con su excelente tarea en los puntos de contactos, en el line, con el juego de manos. En pocas palabras, un partido excelente de Hindú que, gracias a la calidad y experiencia de sus jugadores, le permitieron seguir de la misma manera con 14 hombres.

Fernández siguió con la mira ajustada a la H y sumó dos penales más para marcar los 18 puntos de Hindú en el partido, mientras que los rosarinos chocaron una y otra vez contra el muro que fue la defensa de Don Torcuato.

Jockey descontó por un penal del ingresado Ignacio Dogliani y jugó los últimos minutos en campo de Hindú, donde Patricio Baronio logró apoyar antes del pitazo final del partido. Jockey jugó más de 5 minutos a centímetros del ingoal local pero no pudo atravesar la defensa rival, como a lo largo de todo el partido.

Los de Don Torcuato festejaron algo más que un título, celebraron el hecho de ser un club protagonista de la última década del rugby de Buenos Aires y de todo el país. Además, cuentan con un plantel de jerarquía, un pack de forwards que arrolla, una pareja de conductores que tiene experiencia y calidad, backs con los que los rivales no se pueden descuidar, y un cuerpo técnico que trabaja y aspira a estar siempre en lo más alto de cualquier competencia.

Hindú es un club que nutrió de nombres a la historia del rugby argentino y que, año tras año, ratifica sus credenciales de ser uno de los grandes de verdad en esta disciplina. ¡Salud, pentacampeón!

Formaciones e incidencias

Hindú (18): Juan Martínez Sosa, Agustín Capurro y Mariano Viano; Gonzalo Delguy, Augusto Bavaro; Tomás Resnick, Lautaro Bavaro, Nicolás Amaya; Lucas Camacho y Santiago Fernández (capitán); Francisco Mateu, Severiano Escobio, Belisario Agulla, Agustín Fusoni, Martín Canceliere.

Suplentes: Facundo Gattas, Nicolás Leiva, Leonardo Pesente, Lautaro Naveira, Nicolás D’Amorin, Lucas Pulido, Felipe Oberlander, Justo Salas.

Cambios: Gattas por Martinez Sosa, D’Amorin por Amaya, Pesente por Viano, Naveira por Fusoni.

Conquistas: 5′, 11′, 24′, 40′, 50′ y 65′ penales de Fernández. Tarjeta Roja: 42′ Resnick.

Entrenadores: Juan Gauthier – Francisco Fernández Miranda – Lucas Ostiglia.

Jockey Club (13): Agustín Orsi, Mariano Pigatto y Alfredo Galvez; Facundo Saranich, Marcos Lorenzini; Máximo Oliveros, Emiliano Ferrari, Sebastián Binner (capitán); Nicolás Vergallo y Juan Albertengo; Manuel De Marco, Facundo Ferrario, Matías Ferrario, Guido Pedregoza; Patricio Baronio.

Suplentes: Franco Manavella, Lucas Vignau, Francisco Trabucchi, Lucas Bur, Nicanor Minoldo, Ignacio Dogliani, Alejo Fradua, Gonzalo Prunotto.

Cambios: Vignau por Pigatto, Trabuchi por Galvez, Bur por Ferrari, Dogliani por Albetengo, Manavella por Orsi, Prunotto por Vergallo y Fradua por Pedragoza.

Conquistas: 19′ penal de Albetengo, 55′ penal de Dogliani, 80′ try de Baronio (convertido por Dogliani). Tarjeta Amarilla: 37′ De Marco, 40′ Orsi.

Entrenador: Bernardo Urdaneta.

Árbitro: Federico Anselmi (Buenos Aires). Asistentes: Claudio Antonio (Mendoza) y Esteban Filipanics (Córdoba).

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.