Germán Portanova es el nuevo director técnico de la selección mayor y Sub-20 de fútbol femenino de Argentina.

Fue presentado en la mañana del lunes junto a su preparador físico, Franco Caponetto, en el Predio de Ezeiza, en una reunión donde estaban el presidente de AFA, Claudio Tapia; el presidente del fútbol femenino de la asociación; y a quien Portanova reemplaza, Carlos Borrello, que ahora ocupa el rol de coordinador general de selecciones femeninas.

Portanova dirigió por varios años a UAI Urquiza, donde salió campeón en 2014 y en los torneos de las temporadas 2017/2018, 2018/2019 y donde participaron de tres Copas Libertadores (2015, 2018 y 2019). Previamente, había sido jugador de fútbol con paso por Chacarita Juniors y Tristán Suárez en Argentina, Rangers y Deportivo Melipilla en Chile, Cerro Porteño en Paraguay y Racing Ferrol en España.

Su cuerpo técnico estaría conformado por su ayudante de campo, Sebastián Gómez, como preparador físico junto a Caponetto está Osvaldo Gómez, Nicolás Valado como analista de videos y Mauro Dobler como entrenador de arqueras. En los próximos días, Tapia presentará a quienes formarán parte del cuerpo técnico de las selecciones juveniles. 

Portanova le dijo a la web oficial de AFA: “Esto es lo más emocionante que me tocó en mi carrera futbolística. Poder dirigir a la selección femenina es lo máximo. Representar a tu país es defender la bandera, el corazón, la Patria. Vivo este momento con mucha emoción. Sinceramente, se me han caído las lágrimas. No queda más que comenzar a trabajar”. Él, además, habló sobre lo que tienen que hacer a futuro: “La clasificación al Mundial le dio a Argentina un posicionamiento importante. Ahora hay que mantenerlo, mejorar, unir cada vez más el grupo y seguir con las cosas que se han hecho bien agregando mi idea y mi forma de trabajo. Junto a mi cuerpo técnico, intentaremos volcar ese protagonismo en el juego que tenía la UAI”.

Asimismo, cabe recordar que Germán Portanova reemplaza a Carlos Borrello, cuyo contrato había finalizado pero fue extendido hasta mayo por la disputa de la She Believes Cup y después el triangular en el País Vasco. Borrello había asumido como entrenador de la selección en 1998 cuando Argentina perdió el repechaje con México. En este primer ciclo había conseguido la clasificación a los Mundiales 2003 y 2007, Mundiales Sub-20 de 2006, 2008 y 2012 y a los Juegos Olímpicos Beijing 2008 y el único primer puesto de la selección en la Copa América 2006. Se mantuvo en el cargo hasta 2012.

Luego, volvió con la llegada de Claudio Tapia a la presidencia de AFA en 2017. Comenzó con problemas, dado que hubo un paro de jugadoras el mismo año en reclamo por mejoras. Después llegó la Copa América, donde lograron el tercer puesto. Tras eso, se encontró con las quejas de varias referentes, que querían un cambio en la dirección, lo que terminó con que jugadoras como Estefanía Banini, Ruth Bravo, Belen Potassa y Florencia Bonsegundo dejaran de ser convocadas. Por eso fueron a los Juegos Panamericanos 2019 sin ellas, donde igual se llevaron la medalla de plata.

Finalmente, unos meses después de que aparezca un pasacalles en AFA que decía “Ciclo cumplido de Carlos Borrello en la selección”, decidieron que no siga en el cargo de entrenador, pero que se mantenga ahí como coordinador general.