Tras anunciar que se busca darle «transparencia y credibilidad” al organismo «para que las estadísticas tengan robustez», las nuevas autoridades del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) señalaron que, si bien el primer dato estadístico disponible estará relacionado con el comercio exterior, respecto del índice de precios al consumidor (IPC) no hay una fecha estimada para su difusión.
La reintegrada directora técnica del Instituto, Graciela Bevacqua, explico que «el primer índice que daremos a conocer en forma oficial será el de Comercio Exterior a partir de febrero, que es de fácil reconstrucción, con fecha de difusión ya en la semana que viene».
Para el mes de mayo se prevé la difusión de las canastas con que se determinan los niveles de pobreza e indigencia, la básica total y la básica alimentarias, respectivamente. Los datos sobre los indicadores del mercado laboral y del Producto Bruto Interno (PBI) todavía «no tienen fecha» de publicación.
En una conferencia de prensa en las oficinas del INDEC, la funcionaria remarcó que el objetivo principal de las nuevas autoridades es la confección de un IPC «en el tiempo más breve posible, sin saltear etapas, respetando los tiempos de capacitación y los procedimientos indispensables para elaborar un índice confiable y transparente». Además, Bevacqua agregó: «Encontramos un área desmantelada, sin los cargos jerárquicos ocupados, sin consignas y la recolección de precios era anárquica», sostuvo y señaló que «este camino es lento pero me siento contenta, vamos avanzando paso a paso y tenemos un buen equipo, por lo tanto no vamos a tener dos años de espera, que sería el tiempo razonable, sino que va a estar en el término de este año».
Por su parte Jorge Todesca, titular del INDEC, indicó que «el objetivo es que a lo largo del año, progresivamente, vayamos reconstruyendo los indicadores y que 2016 sea un año estadísticamente normalizado». Además, coincidió con Bevacqua en la situación en que se encontró el organismo y comentó acerca del «estado de desarticulación con que encontramos el instituto, lo que nos llevó a suspender el calendario» de difusión de las mediciones: Al respecto, Bevacqua aclaró que se puso «en conocimiento al FMI de la suspensión del calendario» y manifestó que fue «bien visto» por el organismo multilateral.
Asimismo, Todesca subrayó que lo «más importante es que el INDEC vuelve a tener sus puertas abiertas a la prensa y a la opinión pública en general». Por otrro lado, Bevacqua expresó que «hay que empezar de cero, porque en (los últimos) nueve años no se cumplieron con los requisitos de objetividad y transparencia» que deben tener los relevamientos.
Es importante señalar que hasta que se elabore el nuevo IPC se tomarán como referencia para medir la inflación los IPC confeccionados por la provincia de San Luis y el de la Ciudad de Buenos Aires. Bevacqua señaló que ambos índices «tienen continuidad histórica y metodologías similares».
La selección de estos indicadores se debe a que vienen divulgando la información de forma regular, con métodos conocidos y metodologías consistentes entre sí. Cada uno cuenta con canastas propias representativas y a mediano plazo presentan variaciones porcentuales similares.