Leandro Bolmaro hizo historia tras ser el argentino elegido en el puesto más alto del Draft de NBA, ya que los New York Knicks lo seleccionaron en el número 23 de la primera ronda. Sin embargo, por un acuerdo entre las franquicias jugará en Minnesota Timberwolves donde se encuentra Pablo Prigioni.

Hace 20 años nació en Las Varillas, mismo pueblo del que es oriundo Fabricio Oberto. En una charla con Punto Aparte, Leandro habló de su relación con el basquetbolista de la Generación Dorada. “Me aconsejó para tomar algunas decisiones y siempre me contó lo que le pasó a él para que no me pase a mí”.

Bolmaro se inició en el atletismo donde fue campeón de hexatlón y actualmente suele realizar otros deportes como hobbie. “El tenis y el atletismo me gustan, sigo a Guido Pella y me encanta cómo juega Novak Djokovic, además me dicen que soy parecido. Y no juego mal al tenis. Juego al tenis o al paddle para no estar siempre pensando en el básquet».

Desde sus primeros pasos en el baloncesto, Leandro fue considerado una promesa, al punto de que lo llegaron a comparar con Manu Ginobili, a lo que opinó: “Trato de no darle mucha importancia porque a veces puede jugarme en contra. Es un ídolo, así que trato de aprender lo que hizo y aprender mucho de él, sobre su juego y de lo que habla, es mi ídolo».

Por otro lado, no era la primera vez que el cordobés se encontraba en la mira de la liga más relevante del mundo del básquet, ya que en 2019 se inscribió en el Draft pero se bajó. “Fue una estrategia de anotarme para hacerme un poco conocido en Estados Unidos, para que empiecen a verme un poco más. Luego se darán solas las cosas», declaró en aquel entonces cuando aún tenía 18 años y se focalizaba en ascender de Barcelona B al primer equipo.

Y las cosas “se dieron” pero no solas sino que, por su talento, en menos de un año logró su objetivo en España y obtener un récord en NBA superando a Carlos Delfino, quien fue drafteado en el puesto 25.