La Agencia de la Organización de las Naciones Unidos para los Refugiados (ACNUR) dio a conocer la cifra de un total de 100 millones de personas desplazadas en todo el mundo (1% de la población) por motivos que van desde la guerra y violaciones de derechos humanos hasta persecuciones por motivos religiosos, ideológicos y políticos.

«Cien millones es una cifra muy dura, aleccionadora y alarmante en partes iguales. Es un récord que nunca debería haberse alcanzado», lamentó el doctor, historiador y filósofo italiano Filippo Grandi, quien ocupa el cargo de alto comisionado de ACNUR hasta 2023. «Debe servir como una llamada de atención que permita resolver y prevenir los conflictos más destructivos, terminar con la persecución y afrontar las causas subyacentes que obligan a las personas inocentes a huir de sus hogares», completó el referente.

Al respecto del incremento de personas que deben escapar de sus hogares, la violencia en Afganistán, Burkina Faso, Etiopía, la República Democrática del Congo y la guerra en Ucrania fueron determinantes para sumar 10 millones y que, en menos de un año, se alcance este número total de desplazados.

Asimismo, el Centro de Seguimiento de los Desplazamientos Internos advierte sobre 53,2 millones de habitantes que se movilizaron dentro de su propio país. «La única respuesta para invertir esta tendencia es la paz y la estabilidad, para que las personas inocentes no se vean obligadas a elegir entre un peligro grave en casa o una huida y un exilio en condiciones precarias», reflexionó Grandi.

Deja una respuesta