La primera de todas

Florencia Chagas se convirtió en la primera argentina en llegar a la WNBA. En la noche del jueves fue seleccionada en el pick 31 del Draft por Indiana Fever. La jugadora del Empoli de Italia había desestimado la posibilidad de inscribirse un par de días antes del cierre del Draft (chance que se renueva cada cuatro años), pero tres franquicias habían solicitado que lo hiciera. La joven de tan solo 19 años cambió de opinión y es así que su camino hacia la liga más importante del básquet femenino está allanado. Aún así, las probabilidades de que juegue en la próxima temporada en la WNBA son bajas.

Habitualmente, las franquicias de la WNBA y de la NBA seleccionan jugadores jóvenes para dejarlos en ligas competitivas de Europa antes de darles un contrato. Florencia, quien se desempeño en Indios de Moreno y Vélez Sarsfield en Argentina, puede desempeñarse como base y como escolta gracias a su imponente altura de 1,78 metros. Si bien la WNBA es una liga creada para el aprovechamiento físico de las jugadoras estadounidenses, las chances de la argentina para desplegar su talento y fuerza son altas. Por el momento, en los 26 partidos jugados esta temporada en la liga italiana marca un promedio de 9.6 puntos por juego.

El equipo de la semana

New York Knicks (sí, los Knicks) es el equipo de la semana en la NBA, con seis victorias consecutivas (récord que no lograba desde 2014) y ante rivales poderosos. La punta de lanza de este plantel es el ala-pívot Julius Randle, candidato a ser el jugador de mayor crecimiento de la temporada, quien lleva cuatro partidos consecutivos con más de 30 puntos. Es el primer jugador en lograrlo desde Carmelo Anthony en febrero de 2014 para los de New York. En el juego frente a Dallas, en Texas, empató su mayor número con 44 puntos para lo que fue una victoria cómoda ante un rival sucumbido por los nervios, gracias a la desconexión con el juego de Luka Doncic.

En el último juego de esta racha de seis alegrías, los Knicks vencieron en la prórroga a New Orleans Pelicans, luego de que Reggie Bullock conectará un triple a falta de dos segundos para el final. En la última bola, Derrick Rose tapó a Eric Bledsoe y llevó el partido a una extensión de cinco minutos. El ex MVP marcó 23 puntos desde la banca y exhibe en sus últimas presentaciones su mejor nivel desde 2011.

La mayor virtud de este equipo está en la defensa, un verdadero cambio de mentalidad y espíritu de equipo que abona a que sea de los más molestos de la liga, actualmente el tercero con mejor marca defensiva. El gran responsable de esta sorpresiva temporada es nada menos que su coach Tom Thibodeau. Al momento, los Knicks están sextos en la Conferencia del Este y tan solo a medio juego de Boston y Atlanta (quinto y cuarto respectivamente), cuando restan 15 juegos para el final de la temporada regular.

El salvaje Oeste

Desde hace varias temporadas -casi que se podría decir desde el retiro de su majestad Michael Jordan- que la Conferencia del Oeste domina la liga por reunir a los mejores jugadores y a los equipos más parejos. Las estadísticas de victorias y derrotas así lo demuestran, si solo clasificaran ocho equipos entre las dos conferencias tan solo tres de ellos serían del Este sin que ninguno, además, pueda jugar el play-in, porque el noveno y el decimo puesto pertenecen también a franquicias del Oeste, por el momento.

Una de las grandes batallas entre fuertes candidatos a llegar a la final del Oeste fue la que se dio en Staples Center: Utah Jazz (el puntero de la conferencia) y Los Angeles Lakers (el último campeón), ambos dejaron hasta la última gota de esfuerzo. Tras una feroz prórroga, los locales vencieron 127 a 115 a los de Salt Lake City, los dos equipos sin sus principales figuras. Los de California no cuentan con LeBron James desde hace varios juegos y los Jazz desde hace un par de partidos que perdieron a Donovan Mitchell, quien todavía se encuentra bajo análisis médico para determinar el grado de su lesión. En los Lakers renace la esperanza a partir del crecimiento en el juego ofensivo del alemán Dennis Schroeder y K. Caldwell Pope, ambos convirtieron sendos 25 puntos. A pesar de la derrota, los dirigidos por Qyn Snyder se mantienen en el primer puesto, mientras que los Lakers no pueden subir al cuarto puesto, el cual está resguardado por Denver Nuggets.