Boston Celtics 109 (1) – Brooklyn Nets 123 (4)

Final para la serie entre Celtics y Nets. Los de Brooklyn clasificaron a las semifinales del Este sin demasiado sobresalto. En el último partido, hubo paridad hasta la mitad del segundo cuarto, momento en el que Jayson Tatum sufrió una lesión que lo marginó durante algunos minutos. El trío Kyrie Irving, Kevin Durant y James Harden volvió a sumar un número descomunal de 82 puntos para doblegar a un equipo debilitado: por un lado, por las lesiones sufridas en las últimas semanas de Kemba Walker y Jaylen Brown, y también por el cansancio psicológico de una serie casi definida. Será momento de reconstrucción en la franquicia de Boston y se espera que el coach Brad Stevens deje su cargo. Mientras tanto, se viene una serie entre los Brooklyn Nets y Milwaukee Bucks para determinar cuál de los dos conjuntos disputará la final de la conferencia.

Portland Trail Blazers 140 (2) – Denver Nuggets 147 (3)

El partido de los playoffs (¿y de toda la temporada?) fue el que se disputó en Colorado entre Denver y Portland. Dos overtimes hicieron falta para definir a un ganador, en un juego fundamental para el desarrollo de la serie. Tras un comienzo furioso de los locales, Portland emparejó los números y se fue abajo por tan solo 3 puntos. Damian Lillard juega a un deporte y sus compañeros a otro, el base en llamas marcó 55 puntos, bajó 6 rebotes y repartió 10 asistencias. Primera vez en la historia de los playoffs que un jugador alcanza estos números, los que se agrandan si señalamos que tiró para un 70,8% en tiros de campo y 70,6% en triples (12 de 17). Los Nuggets tuvieron en Nikola Jokic a su figura con 38 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias. Facundo Campazzo no tuvo una gran noche con 3 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias, por tal desempeño no es casual que Monte Morris haya jugado más minutos que él y con mejores números: 28 puntos, 3 rebotes y 5 asistencias. Ahora la serie regresa a Portland en lo que promete ser otra batalla «caliente» en la lucha por un lugar en las semifinales del Oeste.

Los Angeles Lakers 85 (2) – Phoenix Suns 115 (3)

El primer partido de la serie en el que Phoenix revalida los motivos por los que terminó segundo en la conferencia más dura de la liga. Ante las ausencias y bajas por lesión que sufrió Lakers, el local no tuvo piedad y sacó una gran ventaja rápidamente en el juego. Los de LeBron James no supieron acomodarse ni encontrar una estrategia para aminorar el vendaval de los Suns. Nuevamente, el trabajo de Devin Booker (con 30 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias) fue fundamental para la victoria. Desde la banca, Phoenix tiene un as que es Cameron Payne: en este partido marcó 16 puntos con 63,6% en tiros de campo. El mencionado LeBron James marcó 24 puntos, tomó 5 rebotes y repartió 7 asistencias para ser el mejor de su equipo, el cual no acompañó y mucho menos le encontró la vuelta a la ausencia de Anthony Davis, quien se espera a su evaluación para saber si estará o no en el vital juego 6. La serie no solo ya marca una ventaja numérica para los Suns sino que, también, hay una inclinación psicológica que se muestra a su favor.