El Instituto Gamaleya aprobó las muestras de la vacuna Sputnik V desarrolladas en el Laboratorio Richmond en Argentina. De esta forma, nuestro país comienza la elaboración y distribución de la inmunización creada por la Federación Rusa, denominada inicialmente Sputnik Vida, pero que deberá mantener su nombre original.

Con un anuncio desde Casa Rosada, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, anunció que la iniciativa que lleva adelante Argentina cumple con los estándares de calidad para combatir la pandemia de coronavirus. Al respecto de este avance, resta importar los antígenos para la producción local. «El instituto Gamaleya ha confirmado el control de calidad satisfactoria de los tres lotes de componentes. Son tres lotes consecutivos del componente 1 y tres del componente 2 que se enviaron hace semanas formulados, llenados en Richmond para su control. Vamos a avanzar firmemente en la importación de antígenos», detalló la funcionaria. Asimismo, cabe destacar que Sputnik V se inocula en dos dosis porque contiene diferentes vectores en cada una de ellas, por eso los resultados inmunológicos con mayor duración y mayor efectividad, que se ubica en 97,6%.

En línea con Vizzotti, su par bonaerense, Daniel Gollán, expresó que es «una noticia excelente, porque va a agregar una gran cantidad de vacunas para ser aplicadas en esta campaña de vacunación contra la COVID-19, que es la más grande de la historia». Al mismo tiempo, la asesora presidencial Cecilia Nicolini en su cuenta de Twitter manifestó: «Las vacunas fabricadas por el Laboratorio Richmond aprobaron el control de calidad del Instituto Gamaleya. Se viene la Sputnik V argentina, un nuevo motivo de orgullo para nuestra ciencia e industria».

Finalmente, desde el Gobierno Nacional recordaron que se otorgó un crédito por casi 30 millones de pesos a través del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) y asistencia financiera por 13 millones de pesos mediante el Programa Soluciona.