Concurso de talentos, triples y volcadas

Como parte de una temporada acotada, el Juego de las Estrellas de la NBA se desarrolló en un solo día (a diferencia de los 3 en los que se da habitualmente). Es así que tuvimos el concurso de talentos y triples en una versión reducida en la previa del partido principal. Domantas Sabonis de Indiana Pacers se quedó con el concurso de talentos, el cual consiste en un clásico juego de postas que incluye pases, dribling, bandejas y un triple para ganar la ronda. El jugador de los Pacers superó en la final a Nikola Vucevic de Orlando Magic, tras dos intentos de tres.

El concurso de triples tuvo la mayor cuota de emoción de la noche. Stephen Curry de Golden State Warriors volvió a ganar esta competencia como lo hiciera en el 2015 para convertirse en el séptimo jugador de la historia en lograrlo. En la primera ronda convirtió 31 puntos para ser el líder y dejar afuera a los dos jugadores de Boston Celtics: Jaylen Brown y Jason Tatum. En la final, Curry debía superar a Mike Conley, el base de Utah Jazz, quien llegó para reemplazar a Devin Booker de Phoenix Suns, tras ser dado de baja del All-Star debido a un contacto estrecho con un infectado de COVID-19. Tras un comienzo errático, Curry se recuperó y en la última bola (la llamada “money ball” por valer 2 puntos) superó a Conley para ganar la competencia. Es solo cuestión de tiempo para que el base tres veces campeón con los Warriors se convierta en el mejor triplero de la historia de la NBA.

El concurso de volcadas (el más espectacular de los tres) se desarrolló en el entretiempo del juego principal. Anfernee Simons hizo historia por convertirse en el primer jugador de Portland Trail Blazers en ganar esta competencia. Simons venció al rookie Obi Toppin de New York Knicks en la ronda final. La espectacularidad con la que podían sorprender Michael Jordan o Vince Carter a partir del uso particular del cuerpo se perdió por la inclusión de artilugios. Recordemos que en un concurso de volcadas se inmortalizó el famoso “Air Jordan” (el cual hoy es el logo de las camisetas de los equipos del All-Star y de las terceras de cada equipo de la NBA).

El juego

En lo que fue el plato principal de la noche, se enfrentaron los equipos LeBron y Durant (recordemos que el jugador de los Nets fue dado de baja por lesión). El conjunto liderado por el base de Los Angeles Lakers se alzó en los primeros tres cuartos: el primero 40-39, el segundo 60-41 y el tercero 46-45. En cada cuarto el equipo victorioso podía destinar una donación para una fundación u organización sin fines de lucro. Giannis Antetokounmpo de Miwaukee Bucks se quedó con el MVP del partido, sus números fueron de 35 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias en apenas 19 minutos de juego. El gran destacado, además de Giannis, fue Damian Lillard de Portland Trail Blazers al aportar una gran cuota del show, en especial por el duelo de triples desde el logo con su compañero ocasional de equipo, Stephen Curry. LeBron jugó apenas 12 minutos y tan solo marcó 4 puntos, en lo que fue una presencia simbólica, ya que se especula que esté con una sobrecarga muscular.

En el último cuarto, el equipo de LeBron tenía el objetivo de sumar 24 puntos (regla de este año en conmemoración al número de Kobe Bryant) para finalizar el encuentro porque no había un tiempo límite como en los cuartos anteriores. El resultado final fue 170-150 para el equipo LeBron. Por el lado del equipo de Durant, su compañero Kyle Irving fue el jugador con más tiempo en cancha para marcar 24 puntos, tomar 5 rebotes y repartir 12 asistencias. Una de las sorpresas de la temporada, el escolta Bradley Beal de Washington Wizards, fue el goleador del conjunto con 26 puntos, además de bajar 2 rebotes y entregar 4 asistencias.

El Juego de las Estrellas de esta temporada se desarrolló de manera más distendida de lo habitual. A lo particular de un año que redujo la celebración a un día y a la falta de público, hay que sumarle la cantidad excesiva de bajas, lo que provocó que los jugadores se presentaran simplemente para cumplir, con la mente puesta en la segunda mitad de temporada que comienza de inmediato.