Amazon se hace con los contenidos de Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), la histórica productora cinematográfica en Hollywood fundada en 1924, por una cifra cercana a los 8.500 millones de dólares.

De esta manera, la compañía fundada por Jeff Bezos realiza su segunda compra más grande detrás de Whole Foods en 2017, por la pagó 13.700 millones de dólares para hacerse con la cadena de supermercados. Además, le permite a la plataforma Prime Video sumar más de 4.000 películas clásicas.

Asimismo, introduce de lleno a Amazon en la industria del cine, que tendrá a Mike Hopkins como máximo responsable. «El legado de casi un siglo de producción excepcional», definió el vicepresidente senior.

Finalmente, cabe mencionar que durante ocho meses la empresa presentó a la Comisión Federal de Comercio casi tres millones de documentos para no verse afectada por las leyes antimonopolio en Estados Unidos. Por otro lado, su par en el «Viejo Continente» ya aprobó las negociaciones este lunes. «No causa preocupaciones de competencia», afirmaron desde la Comisión Europea. «Las actividades previas de MGM como productor y licenciante de contenidos audiovisuales son limitadas en comparación con las actividades de otros agentes del mercado; los contenidos de MGM no pueden considerarse imprescindibles y existe una amplia variedad de contenidos alternativos», argumentaron desde la entidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.