Este domingo, en la madrugada de nuestro país, Los Pumas 7 escribieron una de sus páginas más gloriosas tras derrotar 14-12 a Nueva Zelanda en su propia tierra y coronarse campeón del torneo de Hamilton. De esta manera, el seleccionado nacional alcanzó su cuarto título en el circuito internacional.

En un encuentro infartante, el equipo argentino supo sacar adelante un match que se le presentó adverso en la primera parte, donde se fue al descanso abajo en el score por 12-0 por los tries de Akuila Rokolisoa y Roderick Solo.

En el complemento, Los Pumas sacaron a relucir su juego, amor propio y pudieron revertir el marcador. Primero, Santiago Álvarez Fourcade rompió la marca rival y se zambulló debajo de la «H» para marcar el descuento. Luego, Marcos Moneta hizo valer su apodo de «Rayo» cuando entró a pura velocidad por la banda izquierda del ataque argentino y marcar el try que resultó decisivo.

Párrafo aparte para Álvarez Fourcade. El capitán regresó al circuito internacional tras dejar atrás la rotura de ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha que lo marginó de las canchas por nueve meses.

Santiago Vera Feld y Tobías Wade fueron los encargados de aportar las conversiones y completar la jugada de siete puntos.

Con el marcador 14-12 en favor de Los Pumas, los locales buscaron quedarse con la victoria y casi lo lograron. Con el tiempo cumplido, el referí Paulo Duarte, con ayuda del TMO, anuló correctamente un try neozelandés por knock on de su jugador (nunca apoyó la «guinda» en el ingoal) y marcó el final del partido.

Ese pitazo final desató el festejo celeste y blanco que, una vez más, demostró ser un equipo al que le sobra juego y garra. Además, en varias oportunidades lograron emocionar a propios y ajenos.

El camino a la final

El seleccionado argentino integró el Grupo D junto a Sudáfrica, Canadá y España. El debut fue con victoria contra los europeos por 20-5 con tries de Agustín Fraga (por duplicado), Matías Osadczuk y Luciano González.

Luego derrotaron a Canadá por 29-14 con un doblete de Agustín Fraga, otro de Marcos Moneta y un try de Germán Schulz. En tanto en el cierre, con el boleto en mano hacia la fase final, fue derrota frente a Sudáfrica por 17-14 (tries de Rodrigo Isgró y Luciano González).

Los «magos» de Fiji fueron los rivales en cuartos de final. Los Pumas fueron de menor a mayor y terminaron superando con mucha autoridad al mejor seleccionado de la disciplina por 19-10.

Los dirigidos por Santiago Gómez Cora comenzaron el encuentro abajo en el tanteador por un try fijiano.  Pero los argentinos levantaron su nivel y revirtieron la historia gracias a un gran trabajo grupal, que permitieron las conquistas de Agustín Fraga, Luciano González y Marcos Moneta.

El último escollo antes de la finalísima fue Estados Unidos. Fue victoria argentina por 24-14 con los tries de Luciano González, Marcos Moneta, Santiago Álvarez y Matías Osadczuk.

Los números del campeón

Argentina disputó seis partidos con cinco triunfos y una caída. Convirtió 120 puntos y recibió 72, con 20 tries a favor y 12 en contra.

Marcos Moneta y Tobías Wade, con cinco conquistas cada uno, fueron los mayores anotadores de Los Pumas. Un escalón más abajo se encuentra Luciano González, quien apoyó en cuatro ocasiones.

Rodrigo Isgró fue elegido como la figura de la final.

El plantel

Santiago Álvarez Fourcade, Agustín Fraga, Luciano González, Matteo Graziano, Rodrigo Isgró, Alfonso Latorre, Alejo Lavayén, Marcos Moneta, Matías Osadczuk, Joaquín Pellandini, Gastón Revol, German Schulz, Santiago Vera Feld y Tobías Wade.

Deja una respuesta