Los gigantes informáticos, las empresas más grandes del mundo en materia tecnológica, en el último mes comenzaron una ola de despidos que se acerca a las 100.000 personas que se quedan sin trabajo a comienzos de este 2023, en una recesión económica que anticipan y, de alguna manera, contribuyen.

De esta manera, Meta echó a casi el 13% de su personal (11.000 trabajadoras y trabajadores), Microsoft sumó a esta cifra 10.000 personas y Amazon incrementó hace unos días el número con 18.000 recortes de puestos. Ahora es el turno de Alphabet (la casa matriz de Google, YouTube y Android, entre otras), que anunció la reducción de 12.000 empleos, que representa 6% de la dotación, sobre un total estimado de 187.000.

«En los últimos dos años experimentamos periodos espectaculares de crecimiento», y «para apoyar e impulsar este crecimiento, contratamos para una realidad económica diferente a la actual», argumentó a sus extrabajadores Sundar Pichai, consejero delegado de Alphabet, mediante un mail enviado a «todos los departamentos, funciones, niveles de responsabilidad y regiones».

Asimismo, el correo que recibieron en Estados Unidos de forma inmediata aún no se notificó en varios países, a causa de las diferentes legislaciones que permiten el despido sin procesos administrativos ni burocráticos, explicó Pichai.

Finalmente, el escenario contó en la semana con la suba de 3,5% de las acciones en Wall Street, como consecuencia de la decisión de la compañía.

Deja una respuesta