El seleccionado argentino de rugby acumuló su quinta derrota en The Rugby Championship. Fue por 27-8 frente a Australia en Queenslands. Julián Montoya y Emiliano Boffelli sumaron los puntos nacionales.

Los Pumas no tuvieron un buen primer tiempo y obtuvieron un resultado negativo caro para el resto del partido. Una vez más, los dirigidos por Mario Ledesma carecieron de peso ofensivo (salvo un puñado de minutos en el inicio), cometieron errores que costaron demasiado, no supieron concretar las pocas ocasiones que generaron y las terminaron pagando con puntos en contra.

La contracara fue el seleccionado local, que de entrada aprovechó un error en el manejo argentino y posibilitó que Reece Hodge (tras una buena acción individual) apoye el primer try del encuentro. Con la ventaja de 7-0, Australia dominó las acciones de juego, anuló a su rival y estiró las acciones con una nueva conquista, obra de Samu Kerevi tras una habilitación exquisita de Quade Cooper. Partido 14-0.

Emiliano Boffelli descontó inmediatamente y cambió tres puntos por un penal y dejó el tanteador 14-3. Los Pumas no cambiaron su juego, se repitieron en penales en contra y no atacaron. El primer tiempo finalizó 17-4 ya que, a falta de nueve minutos, Cooper acertó un penal.

En el segundo tiempo, Argentina salió con otra mentalidad a recortar distancias. A los dos minutos, Julián Montoya coronó un muy buen empuje del seleccionado y dejó el encuentro 17-8. A pesar de la diferencia de juego en la etapa inicial, Los Pumas estaban en partido.

Boffelli tuvo en sus pies un nuevo descuento, pero falló un penal que hubiese significado el 17-11. Sin embargo, los muchachos incomodaron a Australia, lograron levantar el nivel de juego y en algún pasaje se pensó en seguir recortando distancias.

Pero los detalles hacen a los grandes resultados. En el mejor momento de Los Pumas, el árbitro Matthew Carley revirtió dos penales en ataque argentinos por un par de indisciplinas de Marcos Kremer, quien vio la tarjeta amarilla y no volvió a ingresar en el match. Tampoco se busca responsabilizar a Kremer de la derrota y el pobrísimo nivel de juego en estás cinco jornadas del certamen, lejos estamos de eso. Pero sí remarcar que estos comportamientos son los que hay que desterrar de un campo de juego.

El empuje celeste y blanco se diluyó con el correr de los minutos y los Wallabies sumaron de a tres en su primera visita al campo rival, en casi 20 minutos, con un penal de James O’Connor. Para redondear el triunfo, Andrew Kellaway aportó un nuevo try, O’Connor completó la jugada de siete puntos y puso cifras definitivas al partido: 27-8.

Formaciones e incidencias

Australia: James Slipper, Folau Fainga’a, Taniela Tupou; Izack Rodda, Matt Philip; Rob Leota, Michael Hooper (capitán), Rob Valentini; Nic White, Quade Cooper; Marika Koroibete, Samu Kerevi, Len Ikitau; Andrew Kellaway; Reece Hodge.

Ingresaron: Feleti Kaitu’u, Angus Bell, Tom Robertson, Darcy Swain, Pete Samu, Tate Mcdermott, James O’Connor, Jordan Petaia.

Argentina: Facundo Gigena, Julián Montoya (capitán), Santiago Medrano; Matías Alemanno, Tomás Lavanini; Juan Martín González, Marcos Kremer, Pablo Matera; Gonzalo Bertranou, Santiago Carreras; Emiliano Boffelli, Santiago Chocobares, Lucio Cinti, Santiago Cordero; Juan Cruz Mallia.

Ingresaron: Santiago Socino, Rodrigo Martínez, Enrique Pieretto, Guido Petti, Joaquín Oviedo, Domingo Miotti, Mateo Carreras.

Conquistas: 4′ gol de Quade Cooper por try de Reece Hodge (Australia), 19′ gol de Quade Cooper por try de Samu Kerevi (Australia), 21′ penal de Emiliano Boffelli (Argentina), 32′ penal de Cooper (Australia), 42′ try de Julián Montoya (Argentina), 59′ penal de James O’Connor (Australia), 70′ gol de James O’Connor por try de Andrew Kellaway (Australia).

Amonestado: 56′ Marcos Kremer (Argentina).

Árbitro: Matthew Carley (Inglaterra). Estadio: Queenslands Country Bank.