Jaguares consiguió la segunda victoria en el Super Rugby 2020 y derrotó a un sorprendente equipo australiano de Reds que se fue ganador en el primer tiempo. Sin embargo, en el complemento apareció el carácter y el juego de los argentinos para dar vuelta la historia y construir un gran triunfo por 43 a 27.

Gonzalo Quesada habló sobre la remontada de Jaguares: «El equipo por momentos estuvo perdido, cuando logramos fortalecer las bases mejoramos mucho. El mérito es haber encontrado las armas, las supimos encontrar para ganar un partido complicado. El equipo tuvo el carácter para ganar, nos queda mucho trabajo».

El head coach de la franquicia argentina también habló sobre la charla técnica en el vestuario tras un primer tiempo con un rendimiento muy flojo (derrota parcial de 24 a 12): «Nos dijimos algunas cosas para hacer reaccionar al equipo, teníamos que entender qué estaba pasando más allá de los méritos de Reds. Repasamos lo que había que hacer con nuestra defensa».

Además, Quesada afirmó que la semana de entrenamiento fue «rara», ya que el técnico contaba con Agustín Creevy y Jerónimo De la Fuente en el XV inicial, pero debido a sus lesiones no pudieron participar del partido. «No son excusas, pero muchos de los errores que tuvimos vinieron por la falta de coordinación de estos cambios de último momento», remarcó.

Felipe Ezcurra, quien disputó su primer partido de la temporada, realizó un balance de la actuación del equipo: «No defendimos bien, hay que retomar la defensa con respecto al partido con Hurricanes, tenemos que pulir un montón de cosas. Ganar esta clase de partidos demuestra lo que somos como equipo, son los que cuentan cuando no estamos finos».

Uno de los referentes de Jaguares es Matías Moroni, el centro que también jugó como wing en varias oportunidades, quien analizó el encuentro: «El primer tiempo fue muy malo. En el contacto estuvimos flojos, erramos muchos tackles en el uno contra uno. Los forwards hicieron un buen trabajo. El maul fue la herramienta que hizo que demos vuelta el partido». También explicó la importancia de los próximos tres partidos en Sudáfrica: «Tenemos que lograr llegar de la mejor forma contra Stormers e ir partido a partido. Cualquier encuentro con los sudafricanos es importante, nos jugamos un mano a mano en nuestra conferencia y estamos con la ilusión de ganar los tres partidos».

Lo que viene

Jaguares se entrena en Ciudad del Cabo a la espera del primer partido de los tres que tiene previsto en Sudáfrica. El rival será Stormers, el puntero de la conferencia, que hasta el momento no perdió ningún choque. El encuentro será el sábado a partir de las 10:05 horas de nuestro país.

El plantel viajó el domingo pasado a tierras africanas y la mayor novedad es que Agustín Creevy no subió al avión debido a una lesión en su brazo derecho. Quien vuelve a estar entre los concentrados es Joaquín Díaz Bonilla, que solo disputó un puñado de minutos en el primer encuentro frente a Lions y debió abandonar el campo de juego por un desgarro.

Los jugadores que no viajaron a Sudáfrica quedaron a disposición de Ceibos (la franquicia que disputará la Super Liga Americana) y la misma solicitó a Ignacio Calas, Tomás Albornoz y Mateo Carreras para que se entrenen en Córdoba.

Para finalizar, vale la pena recordar que después de Stormers llegará el turno de medirse con Bulls (29 de febrero en Pretoria) y siete días más tarde en Durban frente a Sharks.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.