La música prohibida

El pelo de los varones que cursaban el secundario no debía tocar el cuello de la camisa, los guardapolvos de las chicas tenían que estar por debajo de la rodilla, se prohibía toda expresión con contenido sexual, no se podía salir de noche sin documento ni mucho menos estar en la vía pública después de […]