En 2006 se produjo una de las batallas más duras entre israelíes y libaneses, en la que el número de víctimas se suscitó de ambos lados. Se trata de un recuerdo trágico para estas dos pequeñas naciones milenarias. Una lluvia interminable de misiles cayó del lado libanés y destrozó gran parte de la estructura de Beirut, mientras el ejército israelí avanzaba sobre el sur del país fenicio hasta que se encontró con una dura resistencia en el camino. El grupo armado Hezbollah, en aquel entonces y como lo cuentan los medios internacionales, logró frenar la arremetida en suelo libanés.

13 años mas tarde y luego de una larga tregua entre los dos países vecinos, el domingo 25 de agosto se produjo el derribo de dos drones sobre algunos barrios de Beirut, produciendo solo destrozos materiales. Estos drones, según el informe final del ejército libanés, eran procedentes de Israel. En el caso de uno de los drones que se precipitó a tierra, cayó sobre un barrio del sur de Beirut de mayoría chií. Según los vecinos, el aparato antes de caer a tierra se auto detonó y produjo roturas materiales en edificios.

Por su parte, el primer ministro Saad Hariri afirmó que este es un ataque a la soberanía libanesa y es una provocación, la cual puede desencadenar en un conflicto mayor. Mientras tanto, Israel afirmó que esos drones habían participado de un ataque en Siria para evitar un atentado sobre su territorio que causó la muerte de dos atacantes del grupo terrorista Hezbollah y un ciudadano de origen iraní.

El presidente del Líbano, Michel Aoun, se pronunció sobre el suceso: “Esta agresión atenta contra la estabilidad y la paz en el Líbano y la región”. El gobierno ya había denunciado ante organismos internacionales la violación del espacio aéreo por parte de Israel, no solo en este suceso sino en varias oportunidades, donde confirman que por lo menos dos veces al día sobrevuelan su territorio.

En esta oportunidad, lo que se pudo observar es una nueva técnica de ataques que van sumando más y más hechos, y es la del uso de drones kamikazes. Es una nueva forma que se observa en los ataques en Medio Oriente.

Asimismo, luego de los derribos de estos drones (como es habitual en la televisión libanesa) apareció el líder de Hezbollah, Hassan Nasrala, y se refirió duramente a esta invasión aérea por parte de Israel y amenazó con duras represalias sobre el invasor.

La represalia llegó

No se demoró la respuesta, ya que el día martes 3 de septiembre la televisión libanesa emitió un video realizado por el grupo chií en el sur del Líbano, donde mostraron cómo se produjo un ataque con lanza cohetes sobre un jeep del ejercito israelí. El canal afín al grupo del “partido de Dios” Al Manar emitió la grabación y allí se observa cómo desde dos puntos se atacó al vehículo y destruyó en su totalidad.

Según portavoces del ejército israelí, los soldados que viajaban dentro del jeep salieron ilesos, están internados, pero no en grave estado. A contramano de lo que se pronunciaba del lado hebreo, para Hezbollah, en el jeep que trasladaba soldados del ejército israelí perdieron la vida dos altos comandantes.

Luego de una semana intensa para la frontera sur del Líbano, trascendió un comunicado aún incierto sobre el líder de Hezbollah pidiendo un cese al fuego desde ambos lados para no llegar a una escalada. Esto habría sido recomendado también desde el gobierno libanés hacia las autoridades chiítas.

La frontera entre Líbano e Israel pende de un hilo, cualquier movimiento en falso puede desencadenar una nueva ofensiva entre los actores. Ttambién hay que mencionar que el Primer Ministro israelí está en plena campaña para formar su gobierno y, según fuentes locales, esta sería una maniobra para atraer a los nacionalistas puros que no están alineados a su liderazgo.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.