El equipo italiano, dirigido por Massimilano Allegri, se clasificó a la final de la Coppa Italia este jueves tras derrotar 2-0 a Fiorentina y luchará con Inter para alzarse con el título. Los goles de Juventus fueron marcados por Federico Bernardeschi y Danilo Da Silva.

Los de Turín están ante su última oportunidad para intentar ganar un título en esta temporada, ya que no tienen posibilidades en la Serie A (ocupan el cuarto lugar) y fueron eliminados de la UEFA Champions League por Villarreal.

A lo largo de las últimas diez temporadas, fueron capaces de ganar al menos un título, siendo ese en muchas oportunidades el de Serie A, el cual ganaron en nueve de aquellas diez.

En el caso de no poder capitalizar la Coppa Italia el 11 de mayo frente a Inter, cerrarán su primer temporada sin títulos en once años.

Los dirigentes de Juventus deberán asumir toda la responsabilidad de la debacle de su equipo en estos últimos dos años, a causa de las malas decisiones tomadas. Entre esas se encuentra la designación de Andrea Pirlo, que no tenía experiencia, como director técnico del primer equipo y las tomadas por este, como la salida masiva de jugadores (Gonzalo Higuaín, Miralem Pjanic, Emre Can, Douglas Costa, Blaise Matuidi, Sami Khedira, Mattia De Sciglio y Mario Mandzukic), aún vigentes, que terminó debilitando la plantilla.

Como si fuera poco, a principios de la temporada en transcurso, Cristiano Ronaldo hizo las valijas y se mudó a Manchester para reencontrarse con un viejo conocido. Más allá de lo que termine pasando en este final de tramo, otra figura del equipo abandonará el plantel: Paulo Dybala. Si bien el argentino no reflejó su mejor versión debido a lesiones y falta de confianza en estos dos últimos años, su talento y contribución desde que llegó de Palermo hablan por sí solos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.