Un equipo sin rumbo

Los chicos de Trobbiani no pudieron dar vuelta la pálida imagen del debut y volvieron a perder. Esta vez fue 2 a 1 ante Paraguay, en un partido donde no mostraron ninguna mejoría ni buen nivel de juego.
Vietto marcó el primer gol para el equipo argentino. El delantero de Racing remató, la pelota se desvió en un rival y terminó por descolocar a Morel, el arquero guaraní. Los pibes no supieron llevar adelante la ventaja que tenían y Paraguay llegó al empate por medio del recién ingresado González. El centro cruzó el área y el jugador definió de volea. Los defensores argentinos volvían como podían y marcaron definitivamente mal.

Foto: AP.

Otra falla en la defensa posibilitó que el rival pueda dar vuelta el resultado. Domínguez recibió un pase largo al ras del suelo entre varios jugadores argentinos y definió con cara externa al palo izquierdo de Benítez. La línea de defensores estaba adelantada en el ataque de Paraguay. No hubo respuestas y el equipo demuestra que no está a la altura de otros seleccionados que se recuerden en el sub-20 argentino. Muchos nombres de mitad de cancha para adelante, pero poco juego colectivo. No está bien parado en la cancha, y esa diferencia entre el fondo y el ataque llevan a que esté partido en dos. El DT parece estar ausente y da la sensación de que cuesta atacar, pero más aún defender. Así es muy difícil, y esta selección parece no tener rumbo.
¿Qué necesita para no quedarse afuera?
La Selección Argentina Sub-20 ya no depende de sí misma.
Foto: DyN.

El domingo será decisivo para el equipo de Trobbiani, que tiene que ganarle sí o sí a Bolivia en Mendoza. En caso de no sumar de a tres, quedará automáticamente eliminado del Sudamericano y sin la clasificación para el Mundial de Turquía. Ahora, deberá esperar que pierdan Colombia, Paraguay y Bolivia, su próximo rival.
Solo tres equipos clasificarán de la Zona A (grupo de la Argentina) y de la Zona B. Esas seis selecciones jugarán un hexagonal y los primeros cuatro conjuntos llegarán al Mundial de Turquía.
Lejos quedaron aquellos títulos
Esto no es solo culpa de los pibes, porque tienen 20 años y sería injusto caerles a ellos con toda la responsabilidad. No hay un proyecto y desde la AFA tiraron por la borda tantos años de trabajo de Pekerman, Tocalli y Ferraro. Es llamativo que Leandro Paredes, enganche de Boca, no esté ni en el equipo. Mientras sigan jugando quienes tienen que tener vidriera para ser vendidos a Europa, nos seguirá yendo así. La AFA deberá replantearse el hecho de llamar jugadores que no han compartido tanto tiempo de entrenamiento y que después no funcionan de manera colectiva. Por lo que se vio, quedan atrás aquellos hermosos recuerdos de esos seis mundiales obtenidos.
El sub-20 argentino es el seleccionado con más campeonatos mundiales. En Japón 79 Diego demostró que tenía todo para conquistar al planeta fútbol. Cuando se jugó Qatar 95, Pekerman llevó a la gloria  a Ibagaza, Biagini y “Tomatito” Pena. El mismo DT logró el bicampeonato en Malasia 97, con baluartes como Riquelme, Cambiasso y Aimar. El Mundial llegó al país en 2001 y Saviola, D’Alessandro y Romagnoli volvieron a poner al sub-20 en el lugar que se merece. Holanda 2005 será siemrpe recordado, al igual que Japón 79, porque apareció quien sueña con ser el sucesor de Diego: Lio Messi.
El último título para el juvenil argentino fue en Canadá 2007, con Agüero y Maxi Moralez brillando. Pero todos estos recuerdos, aquellos jóvenes que descollaron y barrieron a cualquier equipo quedarán atrás si no se sigue con aquella línea que llenó de alegría a miles de argentinos. Sin proyecto, no hay ni habrá rumbo.
Foto: fifa.com


Un comentario sobre “Un equipo sin rumbo

Deja una respuesta