Una buena iniciativa

Néstor Frenkel es un reconocido documentalista que tiene el mérito de focalizar sus filmes en algún hecho que trasciende a la consideración pública, por lo original, lo celebratorio, lo repudiable tal vez, y lo transforma cargándolo de significado y de creatividad.

Tal vez el antecedente más importante en este sentido sea su film «Los Ganadores» (2016), que parodiaba un conjunto de personajes que participan de entregas de premios amateur en el área de la cultura.

En esta oportunidad, investiga el fenómeno que sobrevino al estreno del fallido «Un Buen Día» (2010), único intento de Nicolás del Boca en el cine y que, increíblemente, fue reconvertido por un grupo de fans en film de culto, que a la manera de «The Rocky Horror Picture Show» se congregaban en eventos especiales con disfraces de sus personajes (incluso de los extras y de algunos objetos míticos de la cinta) tributando a coro los diálogos presentados.

Esa extraña habilidad que el realizador presenta como característica distintiva, en la que no se distingue si el film unge como homenaje o como parodia de lo que se homenajea, es lo que genera una legión de admiradores de su obra (gente de esta radio incluida).

El guion es otro de los puntos fuertes del director, con el que logra amalgamar historias de personajes muy coloridos y atrapantes, tal el caso de Enrique Torres, otrora escritor y productor de novelas de la televisión argentina que elevó a Andrea del Boca por años a la categoría de diva máxima con sus títulos.

«Después de Un Buen Día», tal el título de su nueva propuesta, escudriña en la génesis creativa del producto audiovisual y acompaña a sus criaturas, el ya mencionado Torres y a Aníbal Silveyra, protagonista del mismo, en un viaje nostálgico, no exento de risas, emoción y sorpresas por este redescubrimiento inédito.

Deja una respuesta