En «La Corazonada», estrenada el pasado jueves 28 de mayo y que se convirtió en la primera película argentina producida por Netflix, Luisana Lopilato vuelve a ponerse en la piel de Manuela «Pipa» Pelari, una joven investigadora de la policía. «La Corazonada» es la precuela del film «Perdida», ambas historias basadas en las novelas «La virgen en tus ojos» y «Cornelia» de la escritora Florencia Etcheves.

En esta ocasión vemos a Pelari dar sus primeros pasos en la policía. La acción se centra unos años antes de los acontecimientos narrados en «Perdida». En este caso junto a su jefe, el oficial Francisco Juanez (Joaquín Furriel), debe resolver el violento asesinato de una chica de 19 años y, en paralelo, ella tendrá la difícil tarea de investigar en secreto el crimen de un joven en el que su superior parece ser culpable.

Las actuaciones, que vuelven a ser dirigidas por Alejandro Montiel, son correctas. Lopilato realiza hasta el momento una de sus mejores interpretaciones y demuestra que puede desligarse de roles como los que interpretó en las series para adolescentes de Cris Morena, tales como «Rebelde Way» o «Chiquititas», y empezar a realizar filmes con una trama más elaborada. La actuación de Furriel refleja que es uno de los mejores de su generación y lleva adelante un personaje oscuro y con muchos secretos que resulta clave para la trama de la película.

La cinta mantiene atrapado al espectador de principio a fin, genera incertidumbre acerca de cómo puede llegar a desenvolverse la trama y siembra intriga a cada paso que recorre la joven Pelari para llegar al fondo de cada uno de los casos por resolver. Esto hace que la película se convierta en una historia agradable para ver y que, una vez más, demuestra que las ficciones argentinas van en un franco ascenso.

Completan el elenco Rafael Ferro, Juan Guilera, Abel Ayala, Delfina Chávez, Maite Lanata, Fabián Mogordoy y Marita Ballesteros.

Si estás a favor del cine argentino y en esta cuarentena tenés ganas de ver una historia con intriga de principio a fin, dejate llevar por tu corazonada.