Frida-Kahlo¿Cuánto puede soportar el cuerpo humano? ¿Cuánto sufrimiento corporal y dolor en el alma puede aguantar una mujer? Estas son las preguntas que, tan fácil y trágicamente, responde la vida de una artista que este 6 de julio cumpliría 106 años: Frida Kahlo, quien es encarnada todos los lunes por la actriz Carla Liguori en el musical “Frida, entre lo absurdo y lo fugaz” en el Teatro La Comedia, Rodriguez Peña 1062, en la Ciudad de Buenos Aires.
frida y diegoSu primer conflicto a superar fue convivir con la poliomielitis que obtuvo desde su nacimiento. A pesar de no poder salir a jugar como los demás chicos, pasó una infancia tranquila. En su adolescencia se rodeó de jóvenes revolucionarios que pretendían obtener un México libre y mejor, pero un trágico accidente le cambió su vida para siempre. Con muchos huesos rotos y postrada durante un tiempo en su cama, gracias al aburrimiento comenzó a pintar. Realizó varios autorretratos y captó diversos momentos de su corta historia. En el camino se cruzó con Diego Rivera, un excelente muralista de la época, con quien contrajo matrimonio y varios desengaños.
Así fue su vida, llenas de idas y venidas, con 32 operaciones a cuestas tras el desafortunado accidente, y acostumbrada a caminar junto con la sombra de la muerte.
Todo este relato tuvo un intenso trabajo previo, y Agustín Konsol, el musicalizador, describe el proceso de este musical: “Primero surgió como un libreto escrito por Carla Liguori y Javier Raffa, con quienes venimos trabajando desde hace varios años. El primer musical fue “Casualidad de Musical” en el Abasto, el año pasado hicimos uno que se llamaba “2012, y si fueran tus últimos días”, y “Frida” es nuestro tercer laburo juntos. Surgió el libreto y luego las letras. Carla me fue pasando algunas melodías, yo le pasé a ella ideas musicales, y fue  un ida y vuelta. Empezábamos a visualizar un poco el panorama sonoro de la obra, cómo íbamos a representar el dolor de Frida a través de los sonidos. Es un trabajo que es minucioso, al detalle. Y encontré ciertos sonidos que, por lo menos a mí, me generaron ciertas emociones, ciertas sensaciones agudas, sensaciones profundas que me relacionaban con Frida. Y fue, de alguna manera, interpretar el arte de Frida a través de los sonidos, y ahí estuvo el trabajo más interesante, tratar de llevar una interpretación, en un principio visual, a lo sonoro. Esto es un musical, uno tiene que ponerle sonido a las cosas, música y canciones. Que sea un diálogo entre el arte de Frida, la historia de ella y la música que escuchás. Esa fue la idea”.
frida
Pero esta obra no se hizo de un día para el otro, el guionista Javier Raffa explica: “Estuvo bueno, porque esta es la tercera obra que escribimos junto con Carla y es lo primero biográfico que hacemos. Fue como un desafío nuevo porque antes de empezar a escribir la primera palabra hubo un trabajo de investigación muy fuerte. Aparte del trabajo de investigación sobre estos personajes puntualmente, también investigamos sobre las épocas en sí”.
¿Cuánto tiempo les llevó esa investigación?
«Igual, nosotros somos de escribir bastante rápido. En octubre del 2012 comenzamos la investigación, y empezamos a escribir los últimos días de diciembre. O sea, fueron dos meses de investigación, pero a full. Me quedaron los ojos así chiquitos (risas). En esos dos meses íbamos en paralelo haciendo la música con Agus», respondió Javier.
¿Pudieron incluir todo lo encontrado en la investigación o sintieron que les quedó material afuera?
«Yo siento que la obra logra incluir muy fielmente todo el arco de la vida de Frida de esa época. La verdad que yo en eso quedé contento. No sentí que hubiera algo que quedó afuera, que era importante contarlo. En eso siento que pudimos mostrar realmente lo que fue la vida de ella.» Además, Agustín agregó que «es toda una vida, y contar una vida en dos horas de espectáculo hay que saber elegir. Creo que hicieron un buen laburo en elegir los momentos más importantes, los momentos que cuentan qué es lo que siente, qué es lo que le pasa».
fridaA pesar de todos los pesares que Frida tuvo que soportar en su vida, era una mujer feliz. “Yo, por lo que investigué y vi, era una persona así”, dice la actriz principal y guionista Carla Liguori. Y continuó: “Creo que el mito la puso en un lugar de superstar que creo que no lo era”.
Tras la ardua investigación en la que estuvieron abocados estos tres jóvenes, se encontraron con una grata sorpresa. “Nosotros quisimos salir de ese mito cuando vimos los testimonios que logramos conseguir de primera mano, gente que la conoció a ella. Te encontrás con algo completamente diferente a lo que de ella manteníamos como visión, que es lo que la mayoría de la gente tiene (la mujer sufrida y malhumorada). Todos te hablan de una mujer muy madraza con todos los que entraban a su casa, con sus alumnos. Ella los tuvo en la última etapa de su vida, y ya muy enferma, terminaron yendo a su casa. Todos te hablan de una mujer con un gran sentido del humor, con un instinto maternal que era como la madre de todo el que andaba alrededor de ella. Y la relación con Diego es un poco así también, porque si no hubiese sido maternal lo tendría que haber matado”, cuenta de manera graciosa Javier. Carla continúa el relato: “Leí muchas notas de sus alumnos que decían que era una persona re sencilla, una madraza para todo el mundo, que siempre se estaba riendo. Y creo que esta cosa del mito en el que se convirtió Frida Kalho desde lo comercial, no era lo que yo quería mostrar tampoco. Honrar a esta persona que era de carne y hueso como nosotras, creo que lo lindo es esta cosa de sobreponerse al dolor, poder sacar lo mejor de las cosas dolorosas. Cómo el dolor nos transforma en mejores personas y, en este caso, también en una mejor artista o, mejor dicho, en una artista, porque no lo fue hasta que tuvo el accidente y empezó a pintar por eso, por el aburrimiento”.
El tema del lenguaje audiovisual en escena, ¿cómo fue pensado y elaborado?
fridaCarla se refirió al tema: «Yo no veía posible contar la historia de Frida si no era a través de sus cuadros. Me pareció interesante ver cómo se pintaba a ella misma, y me parece que esa es la diferencia con los otros pintores. Me pareció imprescindible mostrarle a la gente que cada cosa importante que le pasaba en la vida la plasmaba en lienzo y, ¡de qué manera! Porque no eran pinturas normales, comunes y corrientes».
Agustín, por su parte, se explayó con lo siguiente: «Acá se cuenta, justamente, no solo con el texto sino también con lo visual. Fijate que acompaña a la historia las obras que hizo en los momentos más importantes de su vida. Por ejemplo, su primer auto retrato, que es un momento compartido también con su familia. El accidente mismo que ella pinta, el camión en el que se encontraba junto a los pasajeros. Es como que van de la mano, la historia con sus pinturas. Entonces, la idea de la obra era contar la historia no solo con el texto sino a través de sus pinturas.
¿Por qué elegiste a Frida?
«Desde que estuve en contacto con su obra, me gustó esto de que sus cuadros se relacionan con su vida. Empecé a investigar desde hace muchos años, y siempre tuve ganas de hacer esto, pero tenía que llegar el momento de juntarnos con mucha gente que pudiera empujar de este carro. A pulmón, aparte, porque no deja de ser un proyecto a pulmón. Y este año sacamos el proyecto  de la carpeta que tenemos archivada varias cosas y dijimos es el momento», detalló Carla.
frida“Mi miedo es que me recuerden solo como una mujer con 32 operaciones”, fue una de las frases de Frida antes de morir. Por suerte, este grupo de jóvenes, con 40 artistas en escena, se tomaron el trabajo de honrar la memoria de la pintora de la mejor manera posible, para que el público, todos los lunes a las 20:30 en el Teatro La Comedia, pueda aprender un poco más de esta gran mujer revolucionaria del Siglo XX. Frida Kahlo, entre lo absurdo y lo fugaz.

2 comentarios de “Una vida que merece ser contada

Deja una respuesta