Los videojuegos forman parte de nuestra infancia, hay a quienes les gustaban los de fútbol, a otros la saga de «Super Mario Bros», los de lucha y también los bélicos, o aquellos en los que debíamos matar zombies. Ya hicimos un primer repaso de los videojuegos que saltaron a la pantalla grande y, a continuación, compartimos la segunda entrega de este análisis.

Final Fantasy (2001)

Se trata de una franquicia de medios creada por el japonés Hironobu Sakaguchi. En 1987 se creó el primer videojuego con el mismo nombre, por Sakaguchi, que fue todo un éxito y permitió el desarrollo de numerosas secuelas y spin-offs. La serie gamer se adaptó a otros formatos que incluyen películas animadas, animé, medios de comunicación impresos y más.

Es la tercera franquicia más larga de la historia, solamente superada por «Mega Man» y «Super Mario Bros». La película basada en el videojuego llegó a los cines en el año 2001 pero, casi como una premonición, no fue bien recibida por el fandom que solía jugarlo en diferentes consolas, a pesar de que es una cinta que muestra un paso en la evolución de la animación hacia el hiperrealismo, pero con una película sin alma y una historia que no podía interesar menos y con personajes difícilmente más planos.

Ni siquiera la salvó que contara con las voces de reconocidos actores como Alec Baldwin, Steve Buscemi y James Woods, entre otros.

Resident Evil (2002)

Al igual que «Final Fantasy», además de ser una serie de videojuegos es una franquicia de medios que incluye manga, novelas, películas y coleccionables como figuras de acción, guías de estrategia y otras publicaciones. Desarrollado por la compañía Capcom y creado por el japonés Shinji Mikami, rápidamente se convirtió en uno de los juegos más elegidos por fans del hentai y el manga.

En 2002 llegó a la pantalla grande la primera versión cinematográfica de la franquicia, protagonizada por la ucraniana Milla Jovovich (a quien seguro recuerdes por personificar a Katinka en las dos películas de Zoolander) y dirigida por Paul W.S. Anderson, quien ya había dirigido «Mortal Kombat».

«Resident Evil» fue, sin lugar a dudas, la saga que tuvo más aceptación del público en esto de traspasar un videojuego al cine. Tal es así que cuenta con cinco secuelas: «Resident Evil 2: Apocalipsis» en el 2004, dirigida por Alexander Witt; «Resident Evil: Extinción» en 2007, dirigida por Russel Mulcahy; «Resident Evil: Ultratumba» (2010); «Resident Evil: Venganza» (2012) y «Resident Evil: El Capítulo Final» (2016), estas tres últimas dirigidas por Paul W.S. Anderson.

Need For Speed (2014)

Basado en la frase de la película «Top Gun» de 1986, fue elogiado por sus emocionantes persecuciones policiales y es la serie de videojuegos de carreras más exitosa del mundo, por lo que era de esperarse que contaba con chances de ser traspasado al cine, más aún con la repercusión de la saga protagonizada por Vin Diesel y Paul Walker, «Rapido y Furioso».

En 2014 llegó ese ansiado momento, «Need For Speed» había llegado al cine dirigida por Scott Waugh y protagonizada por Aaron Paul, conocido por encarnar a Jesse Pinkman en «Breaking Bad». En esta versión, un corredor callejero recién salido de prisión es engañado por un rico socio comercial y se une a una carrera a campo abierto en busca de venganza. Su exsocio, al enterarse del plan, coloca una recompensa sobre su cabeza cuando comienza la carrera. Son parte de la película actores de la talla de Rami Malek, Micheal Keaton, Dominic Cooper e Imogen Poots.

Assassin’s Creed (2016)

Se trata de una serie de videojuegos, historietas, libros y cortos de ficción histórica y está disponible para muchas plataformas (las más destacadas son la PlayStation 3 y 4 y Xbox 360 y One.

«Assassin’s Creed» transcurre durante el año 2012 y cuenta con Desmond Miles como protagonista principal. Miles es el último descendiente de un extenso linaje perteneciente a la milenaria hermandad de los hashshashin o asesinos. A pesar de que Miles es criado bajo este linaje, decide vivir una vida tranquila y ser el encargado de la barra de un bar, hasta que es secuestrado por la Orden de los Caballeros Templarios, quienes conocen su secreto.

En 2016 llegó a los cines la versión cinematográfica protagonizada por Michael Fassbender en el papel de Desmond Miles, aunque su nombre es cambiado por el de Callum Lynch. Acompañan a Fassbender la actriz Marion Cottillard y el actor Jeremy Irons. La película no obtuvo muy buenas críticas y, por lo tanto, no se habla de la probabilidad de contar con alguna secuela como sí lo hizo el videojuego, que tiene varias versiones.

Sonic (2020)

El último y más reciente videojuego en llegar a la pantalla grande es «Sonic, el erizo». Este videojuego creado para la consola Sega no logró la misma popularidad que sí logró «Super Mario Bros» en Japón, pero sí tuvo muchísima repercusión en Estados Unidos.

El videojuego mantiene una temática parecida a la de «Super Mario», con la diferencia de que el protagonista es este simpático erizo azul llamado Sonic, quien posee una gran velocidad y puede derribar los obstáculos que se le interpongan en el camino.

La versión cinematográfica llegó este año al cine protagonizada por James Marsden y Jim Carrey, con la voz de Ben Schwartz como Sonic. Carrey interpreta al villano Dr. Robotnik, mientras que Marsden encarna a Tom, un joven con quien Sonic se alía para salvar al mundo. La película tuvo buena aceptación en el fandom y ya se está hablando de una secuela en la que se rumorea que puede participar el actor Dwayne Johnson.

Deja una respuesta