El DeLorean está listo, solo falta fijar día y volar hacía la nueva fecha de estreno del musical basado en la historia de Marty McFly y el «Doc» Emmet Brown que, finalmente, será el 20 de febrero del año que viene en Londres. El recinto del West End en el cual veremos al DeLorean DCM-12 viajar al futuro será el Adelphi Theater, ubicado en la localidad de Westminster de la capital británica. Por los escenarios de Adelphi pasaron grandes musicales como «Evita» de Andrew Lloyd Webber, «Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street» de Stepehn Sondheim, «Chicago» de Fred Ebb y Bob Fosse, «Kinky Boots» de Harvey Fierstein y «Waitress» de Sara Bareilles.

«Volver al Futuro» es un musical compuesto por Alan Silvestri y Glen Ballard y libro de Robert Zemeckis y Bob Gale, adaptado de su guion original. Basado en la película homónima de 1985, dirigida justamente por Zemeckis y protagonizada por Michael J. Fox y Christopher Lloyd, además de las canciones originales de Silvestri (quien también participó en la música de la película original) y Ballard, estarán incluidas las canciones «The Power of Love» de Huey Lewis and The News y «Johnny B. Good» de Chuck Berry.

Originalmente, el musical estaba programado para hacer su estreno mundial en el West End de Londres en 2015, el año al que viajaron los personajes de la trilogía en la Parte II, pero fue cancelado porque el director de ese momento, Jamie Lloyd tuvo  «diferencias creativas» con Zemeckis.

En mayo de 2019, se anunció que el espectáculo recibiría su estreno mundial en la Ópera de Manchester en febrero de 2020, antes de una transferencia esperada al West End, pero la pandemia de coronavirus alteró todos los planes y, finalmente, se estrenará de manera definitiva en el West End.

Quien se pondrá en la piel de Marty McFly será el actor Olly Dobson, mientras que el ganador del Premio Tony, Roger Bart, será el encargado de personificar al «Doc». Incluso se presentó con un curioso trailer en el cual los dos actores mencionados entraban el recinto por la puerta del escenario y una persona desconocida le daba las llaves del DeLorean. Luego nos dimos cuenta que esa persona misteriosa es, nada más y nada menos, que el mismísimo Christopher Lloyd, que le suplica a Roger Bart que guarde el secreto.

¿Cómo se adaptó la historia a las tablas?

La misma trama que la primera entrega pero reducida. Un joven en 1985 es transportado por error a 1955 y se ve envuelto en enredos y con la necesidad de asegurarse de que sus padres -por entonces adolescentes- se enamoren para así garantizar su nacimiento y el de sus hermanos.

Luego de instalarse en el West End, el DeLorean volará hacia Broadway, China y Brasil. La pregunta que los fans nos hacemos es: ¿llegará a la Argentina? Todavía no hay certezas, pero soñar no cuesta nada. Habrá que esperar, por lo pronto, sabemos que a partir de febrero del año que viene nos vamos a volver a dar una vuelta por el futuro.