Jimena Blanco presenta su ópera prima “Paisaje” dentro de la Competencia Oficial Internacional del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI).

“Un concierto de rock, la irrupción de la policía, cuatro amigas obligadas a huir con rapidez y que olvidan allí su mochila. La amistad y la adolescencia como una misma cosa, y el futuro menos como un tiempo por transitar que un espacio (una ciudad) por descubrir: esa es la carne y el alma de ‘Paisaje'”, describe Jimena.

Componer con lo íntimo

Fines de los 90′. Cuatro amigas y una sola noche. La película se traslada a una aventura en tiempos sin GPS o celulares y ubica a unas adolescentes recién escapadas del pueblo a recorrer la ciudad de madrugada. La soledad fascina y asusta, las monedas contadas y perder los documentos significan la imposibilidad de volver a casa.. y eso también fascina y asusta.

Faltan horas para que pase el primer colectivo, pero tampoco saben por dónde pasa ni en dónde están. La concepción joven de la libertad que se torna peligrosa a la vista adulta, pero que en ese instante no significa nada más importante. Estas amigas crecen a destiempo, tienen conflictos, secretos y decisiones que tomar.

La película no es una peripecia constante, más bien trabaja las dilaciones temporales con el mayor realismo que pueda alcanzar, lo que conlleva una sensación de eternidad y de vacío en que las amigas transitan un proceso sin ser conscientes de ello. Un proceso en el que se redefinen, como si pasaran por las etapas de la adolescencia en un par de horas, con las trabas emocionales, la dificultad para entender el propio sentir y la imposibilidad de expresarlo. Todo sumado al cruce de tres personas más en la misma situación.

Quizás el artificio en la ejecución de algunos diálogos es lo que más puede desentonar con la naturalidad de la sonoridad general y la belleza visual que se logra dentro de lo mundano.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.