El 2017 terminó, de cierta manera, con un toque de tranquilidad para lo que es toda la región de Medio Oriente si dejamos a un lado el conflicto en sí. Siria, abatida por la guerra,  demostró resurgir de las cenizas con sus aliados Rusia e Irán para darle fin al Estado Islámico (ISIS) en su territorio. Si bien todavía quedan focos de enfrentamientos con el grupo terrorista, lo peor de la guerra ya es pasado. Zonas del norte de Siria y localidades como Idlib y Deir Ezzor son los pocos lugares donde el Estado Islámico todavía posee alguna resistencia.

Comenzado el 2018, y ante un panorama diferente a lo que fueron años anteriores, surge una nueva fuerza que llama la atención. Estados Unidos se vio derrotado en su afán por querer derrocar al presidente sirio Bashar el Assad. Por eso, durante el 2017 solo atinó a dar una leve ayuda de armamentos a las fuerzas democráticas sirias. Pero este letargo terminó, y luego de una breve “siesta”, Estados Unidos aparece con todo en la formación de un ejército de 30 mil soldados conformado por fuerzas sirias y kurdas… algo impensado hasta el momento.

Listos para la batalla

Desde ya hace un tiempo entrenan a las denominadas fuerzas democráticas sirias que están en contra del gobierno de Assad y se ubican en la región norte del país, en Afrin, que se ubica en la frontera siria-turca. La agencia Reuters dio la noticia cuando los Estados Unidos anunciaron la creación de una fuerza Anti Daesh que se está entrenando en la región norte de Siria y la cual está compuesta de soldados kurdos como árabes, muchos de ellos de las fuerzas democráticas sirias.

Además, la agencia de noticias aseguró que estas fuerzas se están entrenando para entrar al campo de batalla y derrotar a ISIS. Los kurdos, en estos últimos meses, han tenido mucho apoyo de los Estados Unidos como así también de Israel en su lucha por la independencia kurda.

A todo esto, un gran aliado de los Estados Unidos ha comenzado a tensarse por estas nuevas ideas aliadas y es el caso de Turquía, que ha visto con malos ojos la creación de este nuevo ejército, ya que la mayoría de ellos son kurdos y para el Estado turco los kurdos son terroristas. Hace rato las relaciones entre ambos países, que han tenido un trato de cooperación en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), ha caído mucho por las alianzas con los kurdos.

Bombardeos desde casa

Por su parte, desde el 17 de enero Turquía ha comenzado a bombardear la zona norte de Siria donde se ubican las fuerzas kurdas. Si bien el ejército turco no ha entrado en territorio sirio, los bombardeos desde su propio país se han incrementado desde el jueves 18 de enero. El Estado turco está en contra de estas fuerzas y hará lo posible para que no puedan movilizarse… ni en Turquía ni en Siria.

En tanto ocurre esto, las fuerzas sirias ya han mostrado su malestar hacia el gobierno turco por invadir el espacio aéreo e informaron que, de seguir invadiéndolo, comenzarán a atacar a los aviones turcos. En tanto, el ejército sirio sigue avanzando en conjunto con las fuerzas rusas sobre los terroristas del Estado Islámico que cada vez son menos. El objetivo está apuntado sobre la base aérea de Idlib, una base que ha dado cobertura al ISIS y que ha recibido armamento durante mucho tiempo, por eso el ejército oficial de Siria avanza sobre este sitio.

El panorama para este 2018 comienza a vislumbrar una nueva jugada propuesta desde el Pentágono y la creación de un ejército en territorio sirio lo único que hace es avivar el fuego que se había apagado con la aniquilación del Estado Islámico. Esta nueva armada trae dudas a la región y se espera que el 2018 también resulte “movido”. Algunas preguntas que nos hacernos es por qué Estados Unidos crea un ejército para derrocar a ISIS si ya está derrocado. Asimismo, los kurdos toman poder en esta región y recrudece un viejo enfrentamiento con los turcos, ¿será en territorio sirio? La último interrogante que nos surge es saber cómo Rusia responderá ante ataques de la coalición. Por el momento, la única certeza es que el año no comienza con mucha esperanza de paz.

puntocero 2018

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.